Ford prohíbe a sus empleados de Almussafes que jueguen a Pokemon Go

01.09.2016 | 01:01

Por todas partes hay cientos de personas enganchadas a Pokémon Go. El juego para móviles más popular de todos los tiempos –se ha colocado ya a la altura de aplicaciones tan conocidas como Tinder, Twitter o Instagram– ha sido vetado en las factorías de Ford Motor Company. El fenómeno mediático de Pokemon Go, según la multinacional con cuartel general en Detroit, puede jugar una mala pasada a la seguridad de las empresas de fabricación de vehículos y motores.

Al menos así lo entiende Ford Almussafes, que acaba de prohibir su uso entre empleados y directivos tras los incidentes de seguridad relacionados con el uso del conocido juego de móviles detectados en la planta de Saarlouis (Alemania). «Es un riesgo para ti mismo y para otras personas y va en contra de la norma de seguridad de uso de dispositivos móviles de comunicación», sostiene la dirección de la compañía a través de un comunicado.

Por la propia mecánica del juego siempre está activada la geolocalización, de forma que la compañía responsable de Pokémon Go sabe en todo momento dónde te encuentras. Eso puede generar fuga de datos en los servidores del juego. La multinacional argumenta que el juego incluye una función para grabar vídeos, «lo cual constituye una violación clara en la política [de Ford] sobre dispositivos de foto y video y de las normas de seguridad en el trabajo de Ford». Tampoco los empleados de empresas ajenas que trabajan en la factoría de Almussafes ni visitantes podrán buscar Pokemons. Ford advierte que en caso de incumplimiento «se reserva el derecho a ejercer las acciones legales que estime oportunas con sus empleados, así como de retirar el pase de acceso y prohibir la entrada a las instalaciones de los empleados de empresas ajenas».

«La seguridad es lo primero y es cosa de todos», explica el director de recursos humanos de Ford España, José Abargues.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine