Más de 400 alicantinos se trasladan este año a Francia a la recogida de la uva

El número de trabajadores de la provincia que se desplaza hasta el país vecino baja en un centenar

15.08.2016 | 08:03

«Muchos ya han participado en otras campañas agrícolas en España», según UGT. Más de 1.500 temporeros saldrán de la Comunidad

Preparando las maletas se encontrará ya el grueso de los 400 ó 420 temporeros alicantinos que este año partirán para trabajar en la vendimia francesa. La cosecha de la uva de vino es una cita tradicional ya para muchas cuadrillas que durante más de un mes, aproximadamente, trabajan en viñedos del país vecino, donde obtienen unos ingresos sustanciosos en comparación con otras campañas nacionales.

De acuerdo con los datos facilitados por UGT, el salario medio que percibe un temporero en la vendimia francesa está estipulado en unos 9,67 euros la hora, aunque depende de las comarcas vitivinícolas francesas. Además, al margen se encuentran las posibles prestaciones familiares por cotizar allí o las horas extraordinarias. Por contra, en Alicante el salario medio previsto por el convenio es de «6,35 euros la hora, en el caso del peón», según informaba Joaquín Gil, responsable de la Federación de Industria y Trabajadores Agrarios de UGT en l'Alacantí-La Marina.

Según Gil, este año el número de operarios alicantinos que partirán para las comarcas galas «baja en un centenar». El representante sindical no vincula el descenso con una mejoría del empleo o al contexto de recuperación económica. Más bien atribuye la caída a que «muchas personas han encontrado trabajo en otras campañas en España».

En los últimos años de crisis, sí hubo un mayor movimiento y afluencia de trabajadores alicantinos, familias enteras, que hacían la vendimia francesa para obtener unos ingresos que le permitirán mantenerse, dadas las elevadas tasas de desempleo que registraba la provincia.

Tampoco es fácil irse por su cuenta a esta campaña agrícola en Francia. «Suele haber un movimiento de cuadrillas habituales y son los encargados los que buscan a los trabajadores y suelen demandar a los mismos grupos cada temporada. Suele ser gente fija», insistía Joaquín Gil.

Partir con contrato de origen
Además, su sindicato a nivel nacional alertaba estos días de que las personas que quieran ir a la vendimia del país vecino no deben partir sin un contrato de trabajo cerrado para poder evitar el riesgo de quedarse sin plaza o ser víctimas de empleos precarios que no cumplen las condiciones laborales mínimas. «Que no se fíen de las falsas promesas de trabajo y eviten así viajar a Francia sin haber firmado previamente el contrato de trabajo en origen, ya que corren el riesgo de no ser contratados, una vez que hayan llegado a Francia», advirtió Pedro Hojas, secretario general de UGT-FICA.

De acuerdo con los datos facilitados por el sindicato, en esta campaña son 15.000 los jornaleros españoles que trabajarán en la recogida de la uva en las nueve comarcas francesas donde se vendimia. De ellos, el grueso partirá de Andalucía (11.000), donde junto con Murcia, «se ha experimentado en los últimos años un ligero repunte», detallaban. Desde Murcia está previsto que se desplacen unas 650 personas. La Comunidad Valenciana es la segunda autonomía desde donde parten más vendimiadores. Este año serán 1.150, una cifra ligeramente inferior a la de campañas pasadas, según el sindicato. Detrás de la Comunidad, la que más temporeros aporta es Castilla-La Mancha, con 500. UGT también ha detectado que en la autonomía manchega, al igual que en la Valenciana, se ha registrado un mínimo retroceso. Los restantes 1.700 trabajadores que completan los contratados españoles en la vendimia francesa proceden de distintas zonas de España.

El sindicato estima que los vendimiadores nacionales que trabajen en la zona sur de Francia, serán los primeros que se desplacen al país vecinos a partir de esta segunda quincena de agosto. El resto lo hará de acuerdo con el inicio de las campañas de recogida en los distintos departamentos.

La media de permanencia se sitúa entre los 20 y 25 días, pero también hay grupos que participan en la vendimia más temprana y que luego se trasladan a otras zonas de recolección más tardía, por lo que el periodo de estancia puede ampliarse hasta 40 días, de media, explican en el sindicato.

Según Joaquín Gil, muchas cuadrillas que acuden a Francia a la campaña de la uva son habituales. De hecho, «tienen derecho en su momento a la jubilación en Francia si cumplen con el requisito de tener ocho campañas consecutivas en la vendimia».

Alojamiento

A nivel general, el sindicato también recomienda a los vendimiadores que busquen con antelación un alojamiento y que utilicen los transportes autorizados y las líneas regulares de autobuses para garantizar la seguridad en su traslado y estancia, según informa Europa Press.

Por otra parte, el secretario general de UGT FICA también advirtió de que con la contratación a través de empresas de trabajo temporal (ETT) «se perdería la posibilidad de generar derechos sociolaborales en Francia», indicó Pedro Hojas, de acuerdo con la misma información de Europa Press. Asimismo, el representante sindical lamentó que, a diferencia de lo que ocurre con la vendimia francesa, en España hay trabajadores en el campo sin contrato.

Un equipo de integrantes de UGT FICA se desplazará a Francia para facilitar la resolución de problemas. El sindicato se ha comprometido a «estar con los trabajadores tanto en la salida como en el viaje y la estancia en Francia» para atender las necesidades de los migrantes españoles, en cuanto a asesoría legal o en la vigilancia del cumplimiento de los contratos, añadió Hojas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine