Vithas consolida su liderazgo en el arco mediterráneo tras la compra de Nisa

El sindicato de acciones se pone en marcha - Algunos accionistas que acompañan a la firma se agrupan

31.07.2016 | 01:05
Vithas consolida su liderazgo en el arco mediterráneo tras la compra de Nisa

El grupo Vithas, propiedad de la familia Gallardo, dueños de Almirall y La Caixa, ha finalizado la primera fase de compra de Hospitales de la empresa Nisa. La compañía valenciana, que poseía siete centros hospitalarios repartidos entre Valencia, Madrid y Andalucía. Los antiguos regidores de los hospitales Adeslas, se convertiría en el único grupo privado capaz de competir, con 19 hospitales, con el gigante hospitalario actual, el grupo Quironsalud, fruto de la unión de la antigua Capio y los hospitales Quirón, que suma más 40 hospitales en 13 comunidades autónomas.

A estos efectos, alrededor de 200 vendedores han acudido durante estos últimos días hábiles de julio a la notaría, donde han percibido el importe total del precio de sus acciones, convirtiéndose Vithas, a todos los efectos, en titular de sus participaciones y, por tanto, en el accionista de referencia de Nisa con intención de mantener y ampliar su participación.

Por el momento, el consejo de Nisa, presidido por Manuel Giner, controlaba alrededor de un 30% del grupo, mientras un grupo de accionistas minoritarios ha agrupado otro 11% de las acciones. Así, aun habiéndose completado esta primera fase de entrada, y contando con el visto bueno de la CNMC, Vithas seguirá comprando en el corto plazo y mantiene abiertas las vías de contacto habilitadas para que cualquier accionista interesado pueda acogerse a esta oferta.

Por su parte, Vithas es propiedad al 80% de Goodgrower, el grupo inversor creado en 2008 por la familia Gallardo, al frente del cual está Jorge Gallardo Piqué, hijo del presidente de Almirall. El otro 20% sigue perteneciendo a La Caixa, que se quedó con este porcentaje tras la venta del 50% de Adeslas a Mutua Madrileña, en 2011. El nuevo grupo alcanzaría una facturación de unos 440 millones, lejos aún de los 1.560 millones que factura Quironsalud.

La operación afecta a la Comunidad Valenciana, uno de los escenarios de los movimientos en el sector sanitario en los últimos meses. El grupo Ribera Salud -participado en un 50% por Sabadell y un 50% por el grupo estadounidense Centene- se hizo, en 2015, con la totalidad de las concesionarias de salud de Torrevieja y Elche -donde tenía de socio a Asisa- y con el 96 por ciento en Alzira -en la que estaba Adeslas-. Ahora, negocia la compra del 65% de Marina Salud, gestora del Hospital de Denia, en manos de DKV. La Generalitat quiere adquirirla, pero la falta de recursos y la prioridad de Ribera Salud, como accionista -con el 35%-, hacen poco factible, de momento, esta opción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine