08 de julio de 2016
08.07.2016

Bruselas inicia el proceso para multar a España y le exige nuevos ajustes

La sanción podría llegar a los 2.000 millones aunque la CE deja la puerta abierta a que sea solo simbólica

08.07.2016 | 01:08
Bruselas inicia el proceso para multar a España y le exige nuevos ajustes

La Comisión Europea emitió ayer un dictamen negativo sobre las medidas tomadas por el Gobierno para cumplir con los objetivos de reducción de déficit, al considerar que «relajó» el esfuerzo en 2015 pese a las recomendaciones de Bruselas, lo que en la práctica supone activar el proceso para multar a España con hasta 2.000 millones de euros y la congelación de parte de los fondos comunitarios. Se trata de la primera vez que se activa este mecanismo desde su aprobación, ya que los países comunitarios decidieron perdonar a Francia cuando incumplió el pacto de estabilidad el año pasado.

En su valoración, Bruselas criticó que los ingresos imprevistos de los últimos años, «sobre todo en 2015», no se utilizaran para acelerar la reducción del déficit. «Se relajó la política presupuestaria, en particular mediante una reforma fiscal y un crecimiento dinámico del gasto», según describe la opinión colegiada de la Comisión. El documento aprobado por el Colegio de Comisarios certifica que España «no ha tomado medidas efectivas» para cumplir con las recomendaciones y las reglas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) y advierte de que «no es probable» que logre una corrección «oportuna y duradera» del desvío en 2016.

Pese al compromiso pactado con la UE de situar el déficit por debajo del 3% el próximo año, España sumará un déficit público «del 3,9% en 2016 y de un 3,1% en 2017», según las estimaciones difundidas este jueves por el vicepresidente del Ejecutivo comunitario responsable de Euro, Valdis Dombrovskis, y el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici. Ello supondría que España necesitaría dos años de prórroga y no uno como planteó inicialmente Bruselas en el mes de mayo, aunque este jueves el Ejecutivo comunitario ha advertido de que el calendario barajado en primavera ya no tiene validez y que presentará uno revisado «más adelante».

Recorte de 8.000 millones
«Estamos obligados a constatar la ausencia de acciones efectivas para controlar el déficit nominal y el estructural. Son los hechos y la decisión que transmitimos», indicó ante la prensa Moscovici, quien, no obstante, señaló que no hay intención de «castigar» a España, lo que abre la puerta a que la sanción se quede en una cantidad meramente simbólica si hay acuerdo sobre las nuevas medidas o recortes a adoptar. Al respecto, ya en mayo la propuesta de la CE exigía un nuevo ajuste de unos 8.000 millones de euros.

En cualquier caso, ahora será el consejo de ministros de finanzas –es decir, los Estados–, quien deba tomar la última decisión sobre si se impone la multa o se perdona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine