La falta de empleo de calidad pone a la Comunidad en riesgo de exclusión social

El Comité Económico y Social reclama al Consell «un esfuerzo complementario» y políticas que reviertan esta situación - La tasa del riesgo de pobreza alcanza el 25,3% frente al 22,1% nacional

01.06.2016 | 09:59

El organismo considera «excesivamente alto» el índice de temporalidad.

El Comité Económico y Social de la Comunidad Valenciana (CES-CV) advirtió ayer de que si no crece el empleo «de calidad», la autonomía estará «al borde» de la exclusión social. A su juicio, con ayudas del Consell se conseguirá no llegar a esta situación, por lo que reclama al Ejecutivo valenciano «un esfuerzo complementario» y destinar partidas para abordar esta cuestión.

El presidente del CES, Rafael Cerdá, hizo ayer estas declaraciones tras la aprobación en el pleno del organismo de la Memoria sobre la Situación Socioeconómica y Laboral de la Comunidad Valenciana de 2015, en el que se alerta sobre la situación de la pobreza y riesgo de exclusión social con cifras superiores a la media nacional. El documento ha sido remitido al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y al de Les Corts, Enric Morera, y los detalles del contenido serán presentados el próximo mes de julio.

Como novedad, este año se ha incluido un capítulo dedicado a la situación de pobreza y riesgo de exclusión en la autonomía. Según avanzó Cerdá, la Comunidad registra peores índices que la media nacional, con un 25,3% de tasa de riesgo de pobreza de la población residente, frente al 22,1% nacional, si bien se ha reducido respecto a 2014 (26,2%). Por su parte, el riesgo de exclusión social alcanza el 28,6%, frente al 29% de 2014, y el ingreso medio anual neto por hogar asciende a 22.132 euros frente a los 26.000 de la media nacional. Estas leves mejoras de 2015 respecto al año anterior se deben al repunte económico, pero el desempleo, advierte el CES, sigue con tasas elevadas, especialmente entre los jóvenes, las mujeres y los parados de larga duración. Respecto a la situación económica el vicepresidente Rafael Montero destacó que el documento pone de manifiesto que en 2015 el crecimiento de la economía valenciana fue del 3,6% frente al 3,2% del conjunto de España y del 1,6% de la zona euro.

Por tanto, subrayó que el comportamiento económico en la Comunidad fue «bueno», aunque insistió en que ello no se ha traducido en un aumento del empleo que sigue teniendo tasas de desocupación «excesivas». Por otra parte, el CES lamentó la infrafinanciación de la Comunidad Valenciana y la falta de competitividad de las empresas autonómicas por lo que reivindicó el Corredor Mediterráneo y los accesos portuarios como infraestructuras «absolutamente básicas» para «mejorar la productividad y la competitividad» de las entidades.

Sectores
Por sectores, el informe señala que el agrario representó el 2,1% del PIB de la autonomía, mientras que la industria supuso el 17% y el de servicios el 73%. Sin embargo, y pese a las cifras, destaca la importancia social de la agricultura en la Comunidad y espera que la industria mejore sus datos y en 2020 llegue a representar el 20% del PIB valenciano. También destacó que la Comunidad es una autonomía «netamente» exportadora al conseguir un comportamiento «muy bueno», que fue del 14,2%, según destacó Montero, quien, no obstante, instó a seguir potenciando la exportación.

En cuanto al ámbito laboral, el vicepresidente del CES señaló que hay que fortalecer el mercado de trabajo para mejorar las condiciones de vida de los trabajadores ya que, según reprobó, la tasa de temporalidad «sigue siendo excesivamente alta», aunque admitió que se ha rebajado un punto y medio respecto al periodo anterior.

De ahí que recalcara que el crecimiento del empleo «de calidad» es fundamental para cambiar esta situación por lo que ha instado a la administración a poner en marcha políticas «adecuadas» para combatir «esta lacra» y que supongan la generación de confianza en los inversores que son «los que propician el empleo». «Sin confianza no hay inversiones», añadió.

Y en cuanto a la movilidad laboral en 2015, la tasa en el conjunto de España fue a finales del año del 13,17, por debajo de la de Alicante, que se situó en el 15,65; en Castell´òn fue del 24,48 y en Valencia, del 12,15.

Por otro lado, exigió un cambio en el modelo económico que cuente con mayor conocimiento, innovación e implementación de las nuevas tecnologías. Montero también mostró su preocupación por la situación de las pensiones en España como consecuencia de la disminución de trabajadores y por el envejecimiento de la población y pidió medidas para revertir esta situación o «el sistema tendrá problemas».

Para el CES se ha avanzado en educación y formación pero creen que hay que seguir potenciando la Formación Profesional (FP) porque «eso permitirá mejorar la productividad». Además, reivindica un Pacto de Estado por la Educación ya que criticó que cada vez que hay cambio de gobierno hay una ley distinta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine