'COACHING'

Caballos que enseñan a ser mejores directivos

Dos empresas alicantinas ponen en marcha un programa pionero para desarrollar las dotes de liderazgo a través del trato con estos animales

04.05.2016 | 00:44
Caballos que enseñan a ser mejores directivos

Hace años que los psicólogos utilizan la interacción con caballos para ayudar a personas con trastornos como el autismo, para tratar a víctimas de sucesos traumáticos o, en general, para desarrollar las capacidades comunicativas de todo tipo de personas con problemas de autoestima o de empatía. Ahora dos empresas alicantinas creen que estos animales también pueden ayudar a los ejecutivos a mejorar sus dotes de liderazgo y han decido poner en marcha un programa pionero en la provincia para instruir a los directivos interesados a través de diversas actividades con equinos. Es lo que han denominado «Los cuatro pasos para lograr el dream team» y que se sirve de los caballos no para montarlos, sino para desarrollar dinámicas pie a tierra con los animales en libertad, en las que los usuarios simulan situaciones profesionales para aprender a impulsar un equipo o adquirir habilidades de comunicación.

Se trata de un proyecto que nace de la unión de QB Consultores y Horse&Coach, quienes han desarrollado conjuntamente una metodología de trabajo en la que primero se realiza un diagnóstico personalizado para determinar los aspectos de liderazgo que es necesario potenciar y posteriormente se realizan actividades con caballos que ayudan a trabajar sobre los aspectos detectados en la primera fase, según explican las propias firmas.

Ambas empresas decidieron impulsar este programa bajo el principio de ´aprender haciendo´, que como explica el fundador de QB Consultores, Francisco Blanes, se fundamenta en que «cuando la persona vive situaciones, las experimenta y toma conciencia de ellas, es cuando siente las emociones que le transportan a la auténtica y genuina transformación». En este sentido, aseguran que los caballos son animales con una capacidad especial para detectar cualquier mínimo cambio en la energía de su entorno, así como pueden interpretar microgestos inconscientes que hacen las personas en función de su estado emocional, de ahí que sean muy útiles para trabajar en la formación de líderes.

Circuitos de obstáculos
Las pruebas con caballos que realizan los participantes en este programa formativo se diseñan en función de los objetivos que se quieran alcanzar. Por ejemplo, para el desarrollo de la capacidad de comunicación empática, los alumnos pueden recorrer un circuito de obstáculos, guiando a un caballo y llevando los ojos vendados, mientras siguen las instrucciones que reciben de compañeros que sí pueden ver. Otro tipo de retos, destinados a desarrollar la capacidad de liderazgo, pueden consistir en lograr que el caballo libre entre en un determinado recinto, sin tocarlo y sin ayuda de cuerdas ni comida. También se puede trabajar la resolución de conflictos a través de la realización de tareas por equipos, que involucran a un caballo y que son tareas que están en conflicto unas con otras.

Tal como explica la responsable de Horse&Coach, Carmen Ojeda, «los caballos no son líderes, son seguidores. Su naturaleza les hace preferir ser liderados que liderar. Pero no aceptarán ser liderados por cualquiera. Necesitan, ante todo, un líder que les transmita que estarán seguros y conseguirán lo que se proponen. Ellos detectan eso en una persona a través de la calidad de la energía que desprende y del lenguaje no verbal que muestra. Trabajando esos aspectos de la mano de un caballo, las personas aprenden a proyectar ese liderazgo seguro, empático, sereno y confiado que luego trasladan a su día a día de trabajo, con sus equipos humanos».

Para Ojeda, «de lo que se trata es de diseñar pruebas que simulan escenas de la vida real, donde los alumnos deben alcanzar el objetivo por medio de la cooperación voluntaria de los caballos. A lo largo de la ejecución de dichas pruebas van surgiendo comportamientos y acciones de los alumnos que ponen de manifiesto lo que cada uno lleva dentro y dónde están sus áreas de mejora. El entrenador va tomando nota de todo esto y al finalizar el tiempo estipulado para la prueba, se procesa todo lo que ha pasado. Es ahí donde el cerebro integra el aprendizaje y ya no lo olvida porque se realizó de forma activa y ligado a una vivencia emocionante».

Jornada para directivos
Los impulsores del programa han organizado jornada en la que participarán alrededor de 15 directivos procedentes de distintos sectores para adquirir competencias en comunicación, resolución de conflictos, empatía y motivación para gestionar mejor sus equipos e impactar positivamente sus resultados. La jornada tendrá lugar el 13 de mayo en la Hípica de Tibi.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine