El sucesor de Méndez en UGT se dirime en un mano a mano entre Álvarez y Cilleros

Gonzalo Pino, secretario general de UGT-PV, se integra en el equipo del candidato Josep M. Álvarez

13.03.2016 | 02:58
El sucesor de Méndez en UGT se dirime en un mano a mano entre Álvarez y Cilleros

El secretario general de UGT-PV, Gonzalo Pino, debería abandonar su puesto como máximo responsable de la central ugetista valenciana a principios del próximo mes de mayo si gana finalmente la candidatura liderada por Josep Maria Álvarez de cuya candidatura forma parte en el 42º Congreso General de la organización sindical y a cuya secretaría general también se presentaba Miguel Ángel Cilleros, responsable de la Federación de Servicios para la Movilidad y el Consumo.

Los delegados asistentes al 42º Congreso Confederal de UGT dirimían con sus votos, pasada la medianoche, la elección del nuevo timonel, quien dará el relevo a Cándido Méndez después de 22 años en el cargo. Pino que asumiría la cartera de Política Sindical sería el único representante valenciano entre los nuevos mandatarios de una organización que contará con seis mujeres y siete varones en las máximas tareas de dirección.

Para ello, Pino debería dejar UGT-PV en el congreso que se celebrará el 4 y 5 de mayo en Valencia. El que fuera secretario general de la federación del metal y exdirigente de la sección sindical de Ford Almussafes aceptó aunque se resistía a aceptar el cargo la propuesta de Álvarez a última hora. Hasta ayer no figuraba en las quinielas para formar la nueva ejecutiva del hasta ahora máximo responsable de la central en Cataluña, a quien ofreció su respaldo en estos meses previos al proceso congresual .

Josep Maria Álvarez contaba con el respaldo de los líderes de MCA-UGT, Carlos Romero, y de la FSP-UGT, Julio Lacuerda, así como de los secretarios generales de UPTA y de las uniones territoriales de UGT en Madrid, Castilla y León, Cantabria, Asturias, La Rioja, Ceuta, Melilla, Navarra, Murcia, Aragón y Comunitat Valenciana. A Álvarez le pesó el haberse declarado partidario del derecho a decidir en Cataluña, algo con lo que Méndez no comulgaba y que dejó muy claro estos últimos días.

Toni Ferrer, con Cilleros
Los comentarios del secretario general sobre Álvarez provocaron el malestar de algunas federaciones, que vieron en ello una maniobra de Méndez para evitar la llegada del dirigente de UGT Cataluña a la secretaría general. De hecho, el número dos de Méndez, el alicantino Toni Ferrer, aceptó integrarse en la lista de Cilleros.

A partir de este congreso UGT se ha propuesto reducir estructura y contar sólo con tres federaciones, frente a las seis actuales. Otros objetivos de la organización para el próximo periodo pasan por acercarse más a los ciudadanos y a las pymes, introducir mayor transparencia y mejorar la imagen social que se tiene de la organización tras el caso de los ERE en Andalucía, las tarjetas black de Caja Madrid o la amnistía fiscal a la que se acogió el histórico dirigente minero de UGT José Ángel Fernández Villa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine