Desde hoy

Unos 10.000 inversores alicantinos de Bankia podrán pedir la devolución del dinero

La entidad se compromete a abonar la cantidad correspondiente en menos de 15 días desde que el afectado presente su solicitud

18.02.2016 | 01:08

El banco calcula que gastará alrededor de 1.500 millones de euros para resarcir a particulares que participaron en su salida a Bolsa.

Bankia ha decidido no gastar más dinero en abogados y, tras la sentencia del Supremo que dejó claro que salió a Bolsa con unas cuentas falseadas, ha optado por poner en marcha un proceso para devolver su inversión a todos los pequeños ahorradores que participaron en la operación. Una decisión que en Alicante podría beneficiar a cerca de 10.000 particulares que, según los datos que facilitó la entidad en su momento, fueron los que compraron acciones en su debut en los mercados, y que son los que a partir de hoy mismo pueden solicitar en cualquier oficina del banco el reintegro de lo que gastaron.

En toda España son unos 347.000 los afectados aunque ayer se habló de más de 200.000 porque ésa es la cifra de contratos que se firmaron, que pueden incluir a más de una persona. Unos afectados que perdieron la mayor parte de su inversión cuando la entidad fue intervenida y tuvo que ser recapitalizada por el FROB con más de 20.000 millones en la primavera de 2012.

Ahora el banco, tras el citado varapalo del Supremo y ante la previsible avalancha de nuevas demandas, se compromete a devolver el dinero en apenas 15 días desde el momento en que el interesado presente su solicitud, cuyo impreso ya estaba disponible ayer en la web de la entidad. Al menos así lo destacó ayer el consejero delegado de Bankia, José Sevilla, quien señaló que se ha buscado un sistema «ágil y rápido» para evitar que la situación se prolongue más, de forma innecesaria. En este sentido, el plazo para reclamar esta devolución será de tres meses a partir de hoy.

Según lo anunciado ayer, la entidad reintegrará el 100% del capital más un 1% de interés anual por el periodo transcurrido desde la salida a Bolsa. En el caso de aquellos que ya hayan vendido sus acciones, se les compensará con la diferencia entre lo invertido y lo que obtuvieron con la venta de las mismas, si registraron pérdidas.

También podrán adherirse a este proceso aquellos que hayan presentado una demanda o una reclamación extrajudicial por este asunto, siempre que, al mismo tiempo, desistan de la misma.

En total, Bankia espera devolver alrededor de 1.500 millones del total de 1.855 que captó en el tramo minorista con su oferta pública de suscripción de acciones en julio de 2011. Una cantidad que el banco ya ha provisionado en su totalidad, por lo que dispone de los fondos necesarios para reintegrar el dinero. Con esta jugada lo que espera es ahorrarse los cerca de 500 millones de euros en minutas de abogados que, según sus cálculos, le habrían supuesto las miles de demandas de los afectados.

La mayoría de asociaciones de clientes bancarios valoraron positivamente la iniciativa de Bankia, aunque con matices y más de una crítica. La más favorable fue Adicae, que recomendó a sus asociados aceptar la propuesta y anunció la retirada de la demanda colectiva que tenía interpuesta por este motivo en los juzgados de Valencia, como explicó su responsable en Alicante, Manuel Funes, quien asegura que ayer ya recibió más de una treintena de llamadas de afectados.

Por su parte, también el delegado de Ausbanc, Pedro Pérez, valoró positivamente el paso que ha dado la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri aunque con alguna objeción. Por ejemplo, que la entidad sólo vaya a abonar un 1% de interés cuando el tipo oficial que se paga cuando hay una sentencia judicial es del 4%. Pero, sobre todo, aconsejó a las personas que ya tienen una denuncia en marcha «que echen cuentas» ya que, si renuncian a continuar, tendrán que pagar de su bolsillo las costas. Preguntados sobre esta cuestión, desde Bankia señalan que, una vez presentada la renuncia, será el juez quien decida sobre este tema aunque Ausbanc sostiene que la legislación es clara y que, cuando hay acuerdo extrajudicial, cada parte paga sus costas, si no se pacta otra cosa.

Los excluidos
Las mayores críticas procedieron de la Unión de Consumidores de la Comunidad Valenciana, que calificó de «burla» el ofrecimiento de Bankia porque no incluye ni a las personas que compraron acciones después de la salida a Bolsa ni tampoco a los que las obtuvieron como consecuencia del canje de preferentes que realizó la entidad.

Por su parte, la Plataforma CAM señaló ayer que la decisión de Bankia supone un «precedente» para los afectados por la venta de las cuotas participativas de la caja alicantina, ya que considera que éstas también se vendieron con unas cuentas manipuladas. La diferencia es que, en este caso, no existe ninguna sentencia que asegure que el balance de la caja de 2008, cuando salieron a Bolsa estos títulos, estuviera manipulado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine