El precio de la vivienda usada en la Comunidad cae un 7,38%

Moraira, en Alicante, es la zona de la Comunidad Valenciana más cara, con 2.352 euros por metro cuadrado

07.01.2016 | 19:04

La vivienda de segunda mano en la Comunidad Valenciana en diciembre de 2015 tuvo un precio medio de 1.234 euros por metro cuadrado, lo que supone un descenso del 1,38% frente al mes de noviembre, marcando la cuarta depreciación más señalada de España. Interanualmente, ha registrado una caída del 7,38%, la tercera más marcada del país, según un informe de pisos.com al que ha tenido acceso Europa Press.

La Comunidad Valenciana es la cuarta autonomía más barata del país, por detrás de Castilla-La Mancha (949 euros por metro cuadrado), Extremadura (1.119) y Murcia (1.175). En cuanto a la vivienda de segunda mano en España, en diciembre de 2015 registró un precio medio de 1.535 euros por metro cuadrado, arrojando un incremento mensual del 0,84%. De un año a otro, la bajada es del 1,51%.

Por provincias, Castellón es la undécima capital más asequible de España. Mensualmente, la provincia de Valencia (-0,60%) es la séptima en el ranking nacional de caídas, y Alicante (-0,37%), la novena Castellón (-0,28%) contiene un poco más su ajuste. Respecto al año pasado, Valencia (-5,76%) vuelve a ser la que más desciende de la región. En cuestión de precios, Alicante (1.366 euros por metro cuadrado) es la provincia más cara de la autonomía, mientras que Valencia (1.145 euros por metro cuadrado) y Castellón (1.116 euros por metro cuadrado) son algo más baratas.

Respecto a las capitales valencianas, Castellón de la Plana (-0,50%) es la cuarta capital española que más cae mensualmente, siendo los ajustes de Alicante (-0,22%) y Valencia (-0,09%) más moderados. Todas las capitales valencianas caen respecto a diciembre de 2014: Castellón de la Plana (-4,02%), Alicante (-3,29%) y Valencia (-2,50%). Con 1.234 euros por metro cuadrado en diciembre de 2015, Castellón de la Plana es la undécima capital de provincia más asequible de España. Alicante (1.392 euros por metro cuadrado) y Valencia (1.480 euros por metro cuadrado) son algo más caras.

En Valencia, los distritos que más incrementan sus precios trimestralmente son L'Eixample (1,80%), Patraix (1,76%) y Extramurs (1,70%). Los que más caen son Pobles del Nord (-3,04%), Pobles del Sud (-2,70%) y Campanar (-1,85%). El listado de incrementos semestrales lo encabezan Camins al Grau (2,12%), L*Eixample (1,55%) y Extramurs (1,32%).

En el capítulo de recortes, destacan Pobles del Nord (-5,40%), Benicalap (-4,16%) y Campanar (-4,02%). Interanualmente, los únicos protagonistas de los repuntes son Pobles de l'Oest (0,94%), Benimaclet (0,77%) y Camins al Grau (0,59%). Los mayores ajustes están en Rascanya (-6,53%), Pobles del Nord (-6,22%) y L'Olivereta (-6,09%).

Ciutat Vella (2.324 ?/m*), L'Eixample (2.292 ?/m*) y El Pla del Real (2.132 ?/m*) son los distritos más caros, mientras que los más baratos son L'Olivereta (959 ?/m*), Rascanya (999 ?/m*) y Jesús (1.035 ?/m*).

En cuanto a los municipios valencianos, Crevillent (17,34%), en Alicante, ocupa el primer puesto en el listado nacional de incrementos interanuales. En la zona de los descensos, El Puig (-17,12%), en Valencia, es la décima en el ranking de las bajadas más señaladas de España.

En el último trimestre, Alaquàs (7,50%), en Valencia, es la sexta entre las subidas nacionales, mientras que Almenara (-7,08%), en Castellón, es la octava localidad que más se ajusta del país en este periodo.

En cuanto a precios, Moraira (2.352 euros por metro cuadrado), en Alicante, es el municipio más caro de la Comunidad Valenciana, mientras que la localidad valenciana de Carlet (627 euros por metro cuadrado) es la sexta más barata de España.

El director general del portal inmobiliario, Miguel Ángel Alemany, espera que en adelante los incrementos de precios no sean "llamativos" puesto que la comparativa ya no se hará a partir de los niveles mínimos de los últimos años. "Ésta será la señal para hablar con propiedad de una recuperación que irá ganando intensidad", añade. Con todo, Alamany advierte de que la mejoría tendrá un reparto heterogéneo desde el punto de vista geográfico, "siendo más visible en las ciudades donde la demanda no ha dejado de tener tirón respecto a la creación de hogares".

"Se supone que tanto las entidades financieras como los hipotecados surgidos tras la reapertura del crédito han hecho los deberes. No obstante, no se puede descartar por completo un escenario de tipos altos y desempleo a dos décadas vista, por muy buenas expectativas que tenga la economía española", apostilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine