Aceptan la petición de Cholbi de quitar la tasa para reclamaciones de energía

El Síndic ve "difícil" conseguir "una protección de los derechos" de la ciudadanía si se le impide reclamar

05.12.2015 | 01:15

La Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo ha aceptado la petición del Síndic de Greuges de la Comunitat, José Cholbi, de eliminar la tasa que se debe abonar por adelantado para poder formalizar una reclamación sobre el suministro de gas y/o el de electricidad.

Así lo ha anunciado hoy la institución del defensor del pueblo valenciano en un comunicado, en el que indica que Cholbi ha recibido con "gran satisfacción la respuesta" de la Conselleria en la que le expone haber aceptado esta reivindicación que, de forma recurrente, el Síndic llevaba planteado a la Administración.

Durante los últimos años han sido "numerosas" las quejas presentadas ante el Síndic de Greuges, tanto por ciudadanos como por asociaciones de consumidores, en las que le manifestaban su disconformidad con la tasa que, como usuarios, se veían obligados a abonar por adelantado para poder realizar una reclamación sobre el suministro de gas y/o el de electricidad, señala la nota.

En todos los expedientes estudiados sobre dicha cuestión, el Síndic de Greuges ha considerado que "la relación entre el consumidor y el suministrador del servicio se encuentra en desequilibrio", ya que, en su opinión, el primero es "la parte más débil, por lo que resulta ineludible la obligación de la Administración a garantizar su protección".

Así pues, según el Síndic de Greuges, "con la imposición de una tasa para poder formular reclamaciones se está violando los derechos de los consumidores", lo que, a su juicio, genera "una situación de total indefensión de los mismos, sobre todo de aquellos con escasos recursos económicos, ante las empresas distribuidoras".

En las "numerosas quejas" presentadas por los ciudadanos ante el defensor del pueblo valenciano, se observa que "las empresas energéticas evitan responder a los consumidores para resolver esas reclamaciones, obligando al ciudadano a dirigirse a la Dirección General de Energía, con la imposición de una tasa de 20 euros para poder ejercer su derecho a reclamar", según el comunicado.

El Síndic de Greuges entiende que "difícilmente" se puede conseguir "una adecuada protección de los derechos" de la ciudadanía en materia energética si se le impide reclamar, imponiendo para ello una barrera disuasoria a modo de tasa.

En su respuesta, la actual Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo hace suyos los planteamientos del Síndic de Greuges y comparte la necesidad de dotar a los consumidores de servicios y suministros básicos de una protección eficaz.

A este respecto, la Conselleria expone que, "con la eliminación de esta tasa, el consumidor vuelve a la situación anterior al 1 de enero de 2011", de la que, en su opinión, "no debió salir".

Igualmente, la Administración informa al Síndic de Greuges de que se han iniciado los trámites oportunos para devolver la tasa al promotor de la queja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine