La innovación también es cosa de pymes

Empresas alicantinas exponen sus experiencias de éxito en el ámbito de la cooperación y la internacionalización para animar a las pequeñas compañías a crecer

28.10.2015 | 02:38
La innovación también es cosa de pymes

«Hay que desterrar la idea de que la innovación es algo que sólo pueden hacer las multinacionales en grandes laboratorios. Las pymes también pueden innovar cada día en muchas cosas, desde pequeños procesos hasta las características de sus productos, sólo hay que saber hacerlo». Así de rotundo se expresaba ayer el socio-director de Tactio, Joaquín Bertrán, durante la jornada que esta consultora organizó en las instalaciones del Club INFORMACIÓN junto a la patronal alicantina Coepa para dar a conocer casos de éxito de empresas que supieron apostar por la innovación, la cooperación con otras compañías o la exportación para crecer con independencia de su tamaño.

«En realidad, todas las empresas innovan porque siempre hay alguien que tiene alguna idea para mejorar y se aplica. El reto es conseguir que eso no sea algo ocasional, como ocurre ahora en la mayoría de las pymes, hay que sistematizarlo», insistió el experto. En cuanto a los recursos necesarios, Bertrán destacó que muchas veces para mejorar no es necesario gastar más dinero pero, en cualquier caso, recordó las posibilidades que abre la cooperación con otras empresas, la existencia de institutos tecnológicos o la posibilidad de recurrir también a las universidades para desarrollar investigaciones. «También es importante perder el miedo a pedir ayuda cuando es necesario», destacó, pro su parte, el coordinador nacional de Tactio, Luis Fernández, quien se encargó de realizar la introducción de la jornada, junto con el presidente de Coepa, Moisés Jiménez.

Como ejemplo de lo que puede hacer la cooperación entre empresas se expuso el caso de ARC Eurobanan, uno de los mayores importadores de plátanos, bananas y frutas tropicales de la península, que tiene su sede social en las instalaciones de Mercalicante. Fue el director de desarrollo de Negocio, Juan Flores, quien ese encargó de explicar la historia de esta compañía, que vio la luz cuando en 1993 una de las mayores bananeras del mundo, la irlandesa Fyffes decidió aliarse con la canaria Coplaca para introducirse en el mercado español donde, lógicamente, el plátano acaparaba las ventas.

Diez años más tarde entró en el accionariado la familia Rey, que aportó su experiencia en el negocio de la distribución de fruta fresca, y surgió la denominación actual de la firma, ARC Eurobanan. Hoy en día la facturación de la firma ha crecido desde los 54 millones de euros iniciales hasta más de 360 millones, de los que el plátano ya sólo aporta una tercera parte.

Más estabilidad
Por su parte, el propietario de Timbrados Rubio, Manuel Rubio, explicó el importante impulso que ha supuesto para la firma la decisión de internacionalizarse y lanzarse a la exportación, hace ya 14 años. «Lo que hemos conseguido es estabilizar la producción a lo largo de todo el año. En España hay dos temporadas y entre ambas se producen parones. Al tener un mercado más diversificado evitamos esto», señaló el empresario, que destacó el papel que tuvieron sus hijos en la decisión de dar el salto al exterior. «Empezó el mayor acompañándome a las ferias, donde me hacía de traductor», recordaba. Hoy en día hasta el 40% de su facturación procede de los envíos de material al extranjero, donde su principal mercado es Corea, «un país que se encuentra entre China y Japón, por lo que tiene acceso a dos de los mayores mercados del mundo».

En la jornada de ayer también participaron el director general de Mercalicante, José Ramón Sempere, el gerente de análisis de Tactio, Juan Torner; el gerente de Némesis, Rafael Abellán; y el director de empresas del Santander, Antonio Ojeda, que explicó el programa «Advance» de la entidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine