Entrega de los premios de AEFA

Puig reclama apoyo a los empresarios en la «lucha» para mejorar la financiación

El presidente de la Generalitat apuesta por «ser más competitivos» para recortar la distancia actual entre la productividad de la Comunidad Valenciana y la de los principales países europeos

02.10.2015 | 08:49

El jefe del Consell destaca el papel de la empresa familiar en la economía de la provincia de Alicante.

El presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, no dejó pasar ayer la oportunidad para reclamar in situ a los empresarios de la provincia de Alicante «unión» ante la batalla que ha emprendido el Gobierno valenciano para reclamar ante el Ejecutivo central una mejora en el modelo de financiación de la Comunidad. «Tenemos un grave problema de infrafinanciación, ahora estamos más de cinco millones de valencianos discriminados. Y para ello os pido apoyo para esta lucha», aseguró ayer el jefe del Consell, durante la entrega de los XX Premios de la Asociación de la Empresa Familiar de Alicante (Aefa), que se celebró en las instalaciones del Club Información.

Durante la ceremonia se reconoció a tres empresas alicantinas por su trayectoria –Pérez Cerdá, José Soler Soler y Camacho Recycling–, y además se otorgó el premio de honor Manuel Peláez Castillo al empresario Juan de Dios Alfocea Montiel, del Grupo El Cid.

El presidente de la Generalitat, único miembro del Consell presente en el acto y encargado de cerrar el acto, recordó su vinculación personal con la empresa familiar. «Yo soy hijo de empresario. Al ver las empresas premiadas, me he acordado de mi abuelo, de mi padre y también de mi madre», sostuvo el dirigente socialista, quien agradeció a los empresarios alicantinos su «esfuerzo» para crear empleo. Pero no sólo eso, sino que Puig relativizó la importancia de la administración en esa generación de trabajo. «Los puestos de empleo los dan las empresas, no las administraciones», sostuvo el jefe del Consell, quien subrayó el empleo como clave en la existencia del bienestar en la gente.

En la petición a los empresarios de «unión» en la lucha contra la histórica infrafinanciación que arrastra la Comunidad Valenciana, Puig también apostó por un impulso conjunto de las empresas con vista internacional. «Hay que crecer, ser más competitivos. Ahora mismo, la Comunidad Valenciana está lejos de la productividad de los principales países europeos. En esta situación, no podemos tener un Estado del Bienestar como el suyo», aseveró el jefe del Consell, que se hizo acompañar por el secretario autonómico de Modelo Económico y Financiación, Julián López Milla.

En la intervención que cerró un emotivo acto de entrega de premios, el dirigente socialista también se dirigió al rector de la Universidad de Alicante, Manuel Palomar, sentado en primer fila. Puig subrayó que para el avance de las empresas alicantinas y su competitividad a nivel internacional resulta «fundamental» la innovación, que se gesta, por ejemplo, en el Parque Científico de la UA.

El presidente de la Generalitat, que tras la ceremonia de Aefa viajó a Valencia para participar en una cena presidida por el Rey, alabó la figura del ya fallecido Manuel Peláez, «que estuvo presente en la primera revolución industrial en la Comunidad, allá por los años 80». «Hace falta sumar, y para ello es necesario empresarios que no sólo piensen en sus empresas», señaló Puig, en su personal homenaje al fundador de Ecisa.

El dirigente socialista se dejó para el final de su intervención uno de los mensajes que esperaban oír los empresarios. «Podéis contar con nosotros, con la Generalitat, para todo lo que podamos», admitió Puig, quien incidió en el problema de financiación que sufre la Comunidad. Para esa «lucha» pidió el apoyo de todos.

Lista para la reunión
El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, también aprovechó su tiempo para, en su caso, desplegar la lista de peticiones al jefe del Consell. «Cuando nos reunamos próximamente, te pediré inversiones para la provincia de Alicante, apoyo para la zona franca en el puerto y defender juntos los trasvases del Tajo-Segura y del Júcar-Vinalopó», resaltó el dirigente popular y alcalde de Calp durante la intervención más larga de la tarde, en la que desgranó las líneas estratégicas de su mandato al frente de la Diputación. Sánchez reconoció el papel de los empresarios alicantinos como «motor» de la economía provincial, además de entonar el «mea culpa» por la respuesta de los políticos ante la crisis que tanto afectó a las empresas familiares, que «siempre estáis al pie del cañón» «En la crisis fallaron los políticos. Los ciudadanos quieren que les escuchemos, y en eso estamos», resaltó el presidente de la Diputación, quien también recordó la figura del fallecido Peláez, sobre quien dijo que le «encantaría» poder escuchar a día de hoy sus certeros análisis sobre la provincia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine