16 de septiembre de 2015
16.09.2015

Sabadell, Bankia y la red Euro 6000 sellan su alianza contra el cobro en los cajeros

Las entidades se comprometen a no aplicar a los clientes del resto de socios el recargo de dos euros que han puesto en marcha los tres grandes del sector –También rebajarán la comisión a sus propios usuarios por utilizar otras terminales

16.09.2015 | 13:09
Un cajero en la ciudad de Alicante.

El Sabadell, Bankia y las entidades de la red Euro 6000, formada por las antiguas cajas de ahorros, han anunciado hoy oficialmente el acuerdo contra la iniciativa de los grandes del sector –la Caixa, BBVA y Santander– de cobrar dos euros por el uso de sus cajeros a los que no sean clientes de la entidad. De esta forma, los firmantes se compromenten a no cobrar ningún recargo a los clientes del resto de los miembros de la nueva alianza por utilizar sus terminales y, además, también señalan que rebajarán la comisión que ahora aplican a sus propios clientes por utilizar cajeros ajenos, siempre que formen parte de la nueva red.

De esta forma, los impositores de estas entidades podrán retirar dinero sin recargo en un total de 17.730 cajeros de toda España, lo que supone aproximadamente el 37% de todos los existentes en el país, según la información facilitada por los propios bancos. En concreto, Euro 6000 aporta 8.925 cajeros; Bankia, 5.559, y Banco Sabadell, 3.246. Forman parte de la red Euro 6000 Kutxabank, Ibercaja, Grupo Liberbank, BMN, Abanca, Unicaja, Caja España-Duero, CajaSur, Caixa Ontinyent, Colonya Caixa Pollença y Cecabank.

El acuerdo es la reacción de la banca mediana y pequeña a la decisión de los tres grandes del sector de cobrar a los clientes de otras entidades por utilizar sus cajeros, en un intento de sacar provecho de sus extensas redes como una ventaja competitiva frente al resto y también para amortizar la importante inversión que supone el mantenimiento y renovación de estos aparatos. La primera en aplicarla fue Caixabank, en el mes de abril, el BBVA empezará en unos días y el Santander tiene previsto hacerlo en breve.

Estas entidades confiaban en que el resto del sector les siguiera, pero la reacción a sido la contraria y las entidades con una red irregular, como Bankia, las de tamaño mediano, como el Sabadell, o las antiguas cajas con un ámbito de actuación muy concreto han decidido seguir el camino contrario y aliarse para facilitar a sus clientes la retirada de efectivo. De esta forma, tratan de evitar una fuga de usuarios hacia las anteriores.

La nueva alianza está abierta a la incorporación de otras entidades y, de hecho, Bankinter ya estaría negociando su incorporación. Otras como Cajamar, de momento, no aplicarán los dos euros pero no forman parte de la asociación.

El presidente de Euro 6000, José Ignacio Oto Ribate, se ha mostrado muy satisfecho con este acuerdo, que «garantiza un servicio excelente a los millones de clientes de estas entidades, permitiendo la retirada de efectivo en todos sus cajeros en las mejores condiciones y con la seguridad de que nunca se les aplicará un recargo».

Por su parte, el director general adjunto de Banca de Particulares de Bankia, Fernando Sobrini, ha afirmado que "este acuerdo supone un gran avance» para sus clientes, ya que «siempre tendrán cerca un terminal del que podrán hacer uso gratis o con un coste inferior al que pagaban hasta ahora». Por último, Manuel Tresánchez, subdirector general y director de Banca Minorista de Banco Sabadell, ha señalado que «esta iniciativa reafirma la intención del banco de seguir ampliando su base de clientes manteniendo una estrecha vinculación con ellos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine