12 de septiembre de 2015
12.09.2015

Bilbao toma el relevo de Alicante

13.09.2015 | 04:19

El pasado mes de julio un grupo de empresarios vascos, capitaneados por Javier Ormazábal (presidente de Velatia), pusieron en marcha la Asociación de Empresa Familiar de Euskadi (Aefame). Con ella se completa la Red de Asociaciones Territoriales de Empresa Familiar vinculadas al IEF, que cuenta ya por fin con presencia en toda España.

Una red que, precisamente, dio sus primeros pasos en Alicante, hace ya 20 años, de la mano de Manuel Peláez Castillo, alma mater de Aefa, la asociación empresarial que, presidida hoy por Francisco Gómez, se ha convertido en un auténtico referente social y económico de esta provincia.

Coincide el feliz nacimiento de Aefame con la elección de Bilbao como sede del XVIII Congreso Nacional de la Empresa Familiar, que se celebrará los próximos días 25, 26 y 27 de octubre. La capital vizcaína, con la Asociación Territorial más joven, toma así el relevo de la más veterana, Alicante, que el año pasado ejerció de anfitriona –con notable éxito- de esta cumbre empresarial.

El lema de este XVIII Congreso, al que se prevé que asistan medio millar de empresarios, no puede ser más actual: «Crecimiento y creación de empleo». Dos cuestiones con las que la empresa familiar española se encuentra comprometida de forma muy sólida, y que entroncan a su vez con los valores que caracterizan a este tipo de compañías. Entre ellos, la visión a largo plazo, el espíritu emprendedor, la cultura del esfuerzo y, sobre todo, el compromiso, con el país, con la sociedad y con las nuevas generaciones.

La empresa familiar es la columna vertebral de la economía. Así lo aseguran voces tan autorizadas como la de la canciller alemana, Ángela Merkel, quien en el último congreso del European Family Businesses (EFB), señaló que «el desempleo no se puede combatir únicamente con programas estatales. Los puestos de trabajo que se sostienen financieramente por sí mismo los crean los empresarios que tienen ideas, que siguen pensando generación tras generación, que se vuelcan en asumir los riesgos y se entregan día y noche a la tarea de meditar qué producto será el próximo que puedan vender».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine