16 de agosto de 2015
16.08.2015

La Generalitat sanciona a 66 comercios de la provincia en el primer semestre del año

La Conselleria de Economía realiza más de 7.200 inspecciones en las que se busca la detección de productos peligrosos

17.08.2015 | 01:42
Una calle comercial en la provincia de Alicante, en imagen de archivo.

En la Comunidad se multa a 260 establecimientos por infracciones que suman 431.170 euros.

La Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo realizó 23.897 inspecciones en más de 3.200 empresas y establecimientos comerciales de la Comunidad Valenciana en el primer semestre de 2015, de los cuales 260 se convirtieron en sanción por un importe global de 431.170 euros, según informaron fuentes del ejecutivo autonómico. De las 23.897 controles realizados este año, 7.213 se han llevado a cabo en la provincia de Alicante, 6.465 en Castellón y 10.335 en la provincia de Valencia.

Durante los seis primeros meses de 2015 la Conselleria abrió un total de 320 expedientes, 66 de ellos corresponden a la provincia de Alicante, 41 a Castellón y 153 a establecimientos ubicados en la provincia de Valencia. Cabe señalar que 214 de estos expedientes fueron sancionados por infracciones leves (40 en Alicante, 37 en Castellón y 137 en Valencia); 46 por graves (26 en comercios de Alicante, 4 de Castellón y 16 de Valencia) y ninguno por muy grave.

Entre los tipos de infracción, 66 expedientes recibieron sanción por incumplimiento de requerimiento, 55 por incumplimiento de los servicios de atención al cliente, 41 por irregularidades en el etiquetado; y 29 por no atender a las normas y condiciones de venta.

Incumplimientos
El resto se reparten entre otros tipos de incumplimientos como cláusulas abusivas, ausencia de garantías o prácticas desleales, entre otros.

Según informaron fuentes de la Generalitat, las inspecciones realizadas suponen una cifra ligeramente inferior al mismo periodo de 2014 en el que se llevaron a cabo 26.651 actuaciones de este tipo.Estas inspecciones tienen como finalidad la detección y retirada de productos de consumo considerados peligrosos y evitar irregularidades, como ausencia de documentación obligatoria, irregularidades en el etiquetado e incumplimiento de normas técnicas en los productos.

Del total de inspecciones realizadas, solo se detectó algún tipo de irregularidad en el 3,28% de los casos, con 778 actas positivas (397 en Alicante, 116 en Castellón y 381 en Valencia), lo que demuestra que el índice de cumplimiento por parte de las empresas de la Comunidad Valenciana es elevado.

Sectores
El sector del juguete es en el que más irregularidades se detectaron, con 96 actas positivas, seguido de las establecimientos de electrodomésticos, con 71 actas positivas, textil, con 35 y las registradas en establecimientos dedicados a reparaciones en vivienda, con 33 actas positivas. Estos expedientes abiertos están relacionados con infracciones por incumplimiento de las condiciones de venta, localización de productos incluidos en la Red de Alerta y requerimientos de documentación, entre otras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine