Los peajes y el coste de la energía apuntan a una subida de la luz del 7,7% en enero

El Gobierno rectifica y anuncia un incremento de la parte regulada de la factura para hacer frente al coste de financiar el déficit de tarifa de este año Soria reconoce que la prioridad es cuadrar las cuentas públicas

17.12.2013 | 23:26
El ministro José Manuel Soria, ayer, en el Senado.
El ministro José Manuel Soria, ayer, en el Senado.

La revisión al alza en un 2% de los peajes eléctricos y el encarecimiento del precio de la electricidad en el mercado a plazo apuntan a una subida en enero del 7,7% en el nuevo Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), que en 2014 sustituirá a la actual Tarifa de Último Recurso (TUR), según expertos del sector consultados por Europa Press.
Frente a lo que venía sosteniendo hasta la fecha, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, anunció ayer que la parte regulada del recibo, que pesa cerca del 60% en la revisión trimestral y que se conoce como peajes, volverá a subir aunque señaló que no «más allá» del 2%. Trasladado al recibo final, este encarecimiento supondrá un alza del 1,2% de la tarifa, que servirá para integrar en los costes eléctricos los intereses y el principal del déficit de tarifa por valor de 3.600 millones generado en 2013 después de que el Gobierno suspendiese varias partidas de dinero público inicialmente comprometidas con el sistema eléctrico.
Al respecto, Soria defendió que es preferible este incremento en la factura de los consumidores antes que asumir 3,6 décimas más en el déficit público. A su juicio, una desviación adicional en las cuentas públicas en este momento «es lo más pernicioso que puede haber en la economía española», ya que su control está permitiendo que «hoy estén entrando capitales» en España. No obstante, Soria recordó que, según sus cálculos, de no haberse adoptado medidas, el déficit de tarifa actual sería de 10.500 millones y obligaría a subir la tarifa un 40%.
Pendientes de la subasta
En cualquier caso, el alza en la parte regulada supondrá solo una parte del encarecimiento previsto en la factura a partir de enero. Aproximadamente un 40% del recibo depende del coste de la energía, que se fijará en la subasta de mañana entre comercializadoras de último recurso y que responde a la conformación de precios en el mercado mayorista, conocido como «pool». A la espera del resultado de esta subasta, los precios a plazo para el primer trimestre de 2014 son en estos momento un 19% superiores a los marcados en la anterior revisión. Fuentes del sector consultadas por Europa Press indican que, una vez incorporados los servicios de ajuste, el alza en el componente de la energía sería del 15% si la subasta se celebrase hoy, lo que empujaría al alza el recibo en un 6,5%.
Este 6,5% del mercado y el 1,2% de los peajes darían como resultado una subida del 7,7% en enero. En ese momento, se pondrá en marcha el nuevo mecanismo de revisión automática de peajes, por el que las desviaciones entre los ingresos y los costes provocarán subidas automáticas de peajes.
Por otro lado, el precio del «pool» sigue en niveles medios diarios excepcionalmente altos. Para hoy, la cotización quedó cerrada en 91,89 euros por megavatio hora (MWh), con lo que vuelven a superarse los 90 euros, una circunstancia que solo se había dado en 2006, en pleno encarecimiento de precios energéticos, y en 2002, cuando el sistema eléctrico español tenía dificultad para cubrir la creciente demanda.
El secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, ha encargado a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) un informe acerca de estas subidas de precios detectadas en los últimos días en el 'pool'.

Enlaces recomendados: Premios Cine