Fiscalidad de los salarios

España redobló la presión fiscal a los salarios en 2010

Las medidas del Gobierno la sitúan en el 39,6%, 5 puntos más que la media de la OCDE –Solo subió más en Islandia

 17:19  

EFE / París España fue el segundo país de la OCDE, tras Islandia, donde aumentó más la fiscalidad directa sobre los salarios -incluyendo el impuesto sobre la renta y las cotizaciones sociales- en 2010, según los datos hechos públicos este miércoles.

El incremento de esa fiscalidad en Islandia fue de 3,29 puntos porcentuales hasta representar el 31,3% de los costes laborales, mientras en España el ascenso se situó en 1,36 puntos hasta el 39,6%, mientras que la media de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) fue del 34,9%.

Los ascensos más importantes de esos impuestos, tras el de España, fueron los de Japón (1,35 puntos suplementarios al 30,5% de los costos laborales), Estonia (+0,84 puntos al 40%), Corea del Sur (+0,46 puntos al 19,8%), Holanda (+0,43 puntos al 38,4%) e Irlanda (+0,37 puntos al 29,3%).

En total, el pasado año se constataron progresiones en 22 de los 34 miembros de la organización, mientras las bajas más significativas se registraron en Hungría (6,65 puntos menos al 46,4%), Alemania (-1,84 puntos al 49,1%), Grecia (-1,58 puntos al 36,6%), Dinamarca (-1,24 puntos al 38,3%) y Nueva Zelanda (-0,81 puntos al 16,9%).

Los países donde los impuestos directos sobre los salarios tenían en 2010 un mayor peso relativo eran Bélgica (55,4%), Francia (49,3%), Alemania (49,1%), Austria (47,9%), Italia (46,9%) y Hungría (46,4%), mientras España se situó en duodécima posición con el citado 39,6%.

En el otro extremo se situaban Chile (7% de los costes laborales), México (15,5%), Nueva Zelanda (16,9%), Corea del Sur (19,8%), Israel (20,2%) y Suiza (20,8%).

La subida de la fiscalidad directa sobre los salarios en España se debió integralmente al aumento del impuesto sobre la renta hasta el 11,7% de los costes laborales, mientras que las cotizaciones sociales -tanto a cuenta del asalariado (4,9%) como del empresario (23%)- permanecieron estables.

En la OCDE, el impuesto sobre la renta suponía de media un 12,2% de los costes laborales, mientras las cotizaciones representaban un 8,5% las que iban a cuenta del empleado y del 14,2% a cuenta del empresario.

Los costes laborales por trabajador alcanzaron máximos en 2010 en Alemania (61.971 dólares), Bélgica (61.810 dólares), Austria (60.576), Luxemburgo (59.726), Reino Unido (59.372), y Holanda (58.102), netamente por encima de los 44.875 de España y de los 41.589 de media en la OCDE.

En la parte baja, los menores eran los de Chile (11.552 dólares), México (12.287), Eslovaquia (22.896), Polonia (23.014), Turquía (23.047), Hungría (24.372) y Estonia (24.784).

La OCDE subrayó que como parte de los esfuerzos para restablecer las finanzas públicas y poner la economía en un ritmo de mayor crecimiento los Gobiernos deberían considerar una modificación de la estructura fiscal".

En concreto, abogó por aumentar los impuestos indirectos (como el IVA o los que gravan la propiedad de bienes que no se pueden desplazar, como los inmobiliarios o los rústicos) en lugar de los directos y de las cotizaciones sociales.

Calendario laboral y escolar 2017/2018

Calendario laboral 2018 en la Comunidad Valenciana

Calendario Laboral 2018 de Alicante

Aquí tienes a tu disposición todos los días festivos en Alicante, así como el calendario escolar 2017/2018.

Manager Focus
El rincón del directivo

Una empresa familiar 4.0

¿Cómo lograr que el proyecto se traspase de generación en generación?

Enlaces recomendados: Premios Cine