En la próxima revisión

La luz no subirá en julio para las rentas acogidas al bono social

Rajoy culpa a Zapatero de no tener una política concreta, y ambos se acusan del déficit tarifario

16.06.2010 | 12:21

La tarifa eléctrica no subirá en la próxima revisión del 1 de julio para los beneficiarios del llamado bono social, al que están acogidos los ciudadanos con menores ingresos, unos tres millones en total, ha anunciado hoy el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el Pleno del Congreso.

Durante la sesión de control al Ejecutivo y en respuesta a una pregunta del líder del PP, Mariano Rajoy, Zapatero, ha añadido que para el resto de las tarifas se acometerá una "revisión razonable".

Rajoy ha responsabilizado al Gobierno de la subida de la electricidad en los últimos años (50,2% desde 2004 para las familias, según datos que citó de Eurostat) y ha destacado que en la actualidad sólo seis países de la Unión Europea (UE) tienen la luz más cara que España para los hogares y únicamente ocho en el caso de la industria.

La semana pasada, el Ministerio de Industria remitió a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) una propuesta de orden ministerial que fija una subida del 10% en las tarifas de acceso para los hogares y pequeños negocios.

Las tarifas de acceso, que retribuyen los costes regulados del sistema eléctrico -como el transporte, la distribución o las primas a las energías renovables-, son uno de los dos componentes básicos de la tarifa regulada. El otro componente es el coste de la energía, que se determina a través de subastas.

Según los cálculos del sector eléctrico, esa subida del 10% en las tarifas de acceso puede traducirse en un incremento del 4% en la tarifa de último recurso (TUR), la única que fija el Gobierno y a la que pueden acogerse 26,8 millones de hogares y pymes.

El llamado "bono social" es una tarifa reducida a la que pueden acogerse, entre otros, quienes perciben pensiones mínimas, las familias numerosas y los hogares que tienen a todos sus miembros en paro.

De acuerdo con un Real Decreto-Ley aprobado por el Gobierno en abril de 2009 para atajar el déficit tarifario (diferencia entre ingresos y costes del sistema), el bono social estará congelado hasta 2012, extremo que este lunes ha ratificado Zapatero.

En la sesión de control, Zapatero y Rajoy han polemizado sobre el origen del déficit tarifario, del que se han responsabilizado mutuamente.

Zapatero ha recordado que los gobiernos del PP limitaron durante años la subida de las tarifas eléctricas al 2% (límite de inflación fijado por el Banco Central Europeo (BCE) aunque los costes de la energía aumentaban más.

"Lo único que se hacía era diferir el pago. Ahora nos hemos encontrado con un déficit tarifario muy voluminoso que tenemos que afrontar", ha explicado el presidente del Gobierno.

Zapatero ha reiterado que la solución al déficit se hará "con la máxima prudencia y de manera progresiva" para no perjudicar a los ciudadanos ni a la competitividad de la industria.

Rajoy, que ha acusado al Ejecutivo de no tener una política energética, ha respondido que el déficit tarifario era de 1.400 millones en 2004, cuando el PSOE llegó al Gobierno, y que ahora asciende a 18.000 millones.

En su opinión, el responsable del déficit es el actual Ejecutivo por su política de primas a las renovables, que -ha dicho- "se le han ido de las manos", y por su posición sobre la energía nuclear, basada en "prejuicios ideológicos".

Zapatero ha recordado que el Gobierno ha ofrecido un pacto energético y ha pedido un "esfuerzo" al PP por acercar posiciones porque, ha dicho, hasta ahora su voluntad de llegar a acuerdos ha sido "escasa".

Enlaces recomendados: Premios Cine