17 de mayo de 2018
17.05.2018

Fran Lozano rompe barreras

El ilicitano es el primer deportista español en practicar karate para ciegos

17.05.2018 | 14:59
Fran Lozano rompe barreras
Fran Lozano, en pleno ejercicio.

El pasado domingo se proclamó campeón de Europa en Serbia y en noviembre disputará en Madrid su segundo Mundial.

El deporte inclusivo, poco a poco, va creciendo en España. Son multitud de disciplinas las que se practican y una de las últimas en incorporarse a las competiciones nacionales e internacionales es el karate para invidentes. El parakarate comenzó con personas con discapacidad intelectual y física en sus extremidades en el año 2012, pero no fue hasta 2016 cuando incorporó a los ciegos.

Desde entonces hay un ilicitano: Francisco José Lozano Ortega (Elche, 26 de enero, de 1987) que ha roto todas las barreras y cuenta en su palmarés con tres campeonatos de España (2016, 2017 y 2018), un quinto puesto en el Mundial de Linz (Austria) 2016 y un oro en el Europeo de Novi Sad (Serbia).

Fran Lozano nació con el nervio óptico dañado y conforme fue creciendo perdió visión hasta que con 16 años se quedó completamente ciego. Desde siempre le ha gustado el deporte. Comenzó practicando el atletismo y a los 21 años decidió dejarlo. Recuerda que «siempre me habían gustado las artes marciales. Estuve cuatro años sin hacer nada. Me dijeron que probara con el judo, pero me gustaba más el karate y a los 25 años decidí probar en el Gimnasio Carrús, con el maestro Javier Martínez».

El karateca ilicitano destaca que «hacer karate no es tan sencillo como correr o saltar. Requiere una técnica porque yo no puedo hacer kumite (combate) y lo que hago es la disciplina de kata, que son gestos y movimientos». Actualmente se encuentra en un proceso de cambio y tras seis años ha decidido cambiar de entrenador y gimnasio y ahora está bajo la supervisión de Antonio Miguel Verdú.

Lozano es vendedor de la ONCE, tiene un kiosko en la Avenida de la Libertad y siempre va acompañado de su perro «Tucker». Trabaja desde las siete y media de la mañana a tres de la tarde. «Para poder entrenar me han permitido hacer jornada intensiva. Voy al gimnasio de lunes a viernes de siete y media hasta las diez y media de la noche. Hago tres horas de preparación. Primero una clase con la gente de competición y luego, con los adultos, la técnica básica».

Para una persona invidente es complicado realizar los ejercicios. «Mi maestro va haciendo los gestos, yo lo toco y lo imito. Luego, él me va corrigiendo la posición de las manos, de los codos... A base de pruebas voy perfeccionando. Primero es pillar los conceptos y, posteriormente, ir repitiendo los detalles hasta que sale».



El deportista de Elche es consciente de la dificultad que tiene romper las barreras en el karate para invidentes. «Está costando, sobre todo porque es una disciplina nueva. En el Europeo ya competimos ocho personas ciegos totales. La gente no sabe que hay karate para ciegos. No podemos combatir, pero está la especialidad de kata. Necesitamos que se dé publicidad. A los deportes minoritarios les cuesta hacerse visibles y, si no es fútbol, es difícil. Si a ello añadimos deporte para discapacitados, pues todavía cuesta más. Pero cada vez tenemos más hueco, sobre todo con las redes sociales. El pasado domingo Teledeporte dio el Europeo y destacó mi medalla. La gente debe darse cuenta de que los discapacitados y los ciegos también podemos hacer deporte y karate».

Fran Lozano tiene ahora su objetivo en el Mundial de noviembre en Madrid, en el que espera mejorar el quinto puesto de Austria. «Estaría bien colgarse una medalla», aunque su sueño es participar en unos Juegos Paralímpicos. «Parecía que podíamos entrar el programa para Tokio 2020, pero no va a ser posible porque tienen que ajustar las normativas. Ojalá se pueda realizar aunque sea como exhibición. Pero lo que queremos es que para París 2024 sí que esté en el programa paralímpico».

Mientras tanto, este karateca ilicitano sigue rompiendo barreras, siendo pionero en su disciplina, ganando medallas y lo que es más importante: practicando deporte, soñando y siendo feliz en la vida superando su discapacidad con esfuerzo y trabajo.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine