09 de octubre de 2017
09.10.2017
Ciclismo

Un rumano de Albatera

Denis Vulcan termina 2017 como mejor ciclista juvenil de España tras brillar en el Esetec

10.10.2017 | 01:40
Denis Vulcan, en el Parque de la Huerta de Albatera, delante de la escultura a Miguel Hernández

Aunque se siente alicantino tras vivir desde los 3 años en la Vega Baja, ha corrido dos mundiales con Rumanía.

El ciclista del Esetec-Cartagena, Denis Vulcan, ha terminado la temporada 2017 encabezando el ranking individual de la Federación Española de Ciclismo (RFEC) para corredores júniors. «Pienso que es el premio a la regularidad de toda una campaña, lo que demuestra que mi progresión está siendo buena y que mis compañeros de equipo me han ayudado mucho», asume el corredor nacido en la localidad rumana de Arad, el 18 de agosto de 1999, que dice sentirse alicantino «ya que desde los tres años vivo en Albatera con mis padres».

Comenzó en mundo del mountain bike y recomendado por Pablo Costa se pasó hace tres campañas a la carretera. «Me inicie con el Llopis de San Vicente del Raspeig en mi segundo año de cadete y, los de juveniles los he hecho con el Esetec junto a Jesús Buendía. Mi padre deportivo».

Mundialista en Doha 2016 y Bergen 2017 con Rumanía, ya que «debido a problemas burocráticos» no puede correr con España a pesar de vivir aquí desde los 3 años, en esta temporada ha logrado los triunfos en el Memorial Pere Vilardebó, en el Circuito Cántabro y en la Vuelta a Talavera. «Soy un ciclista bastante regular en todos los terrenos, aunque en las carreras de un día me cuesta rematar en los esprints. He progresado mucho en los tres años y en esta última campaña he notado que al final iba más fuerte que en el inicio del año. En el Mundial de Bergen una avería me impidió estar adelante», dice.

El corredor que más admira es Tom Dumoulin , aunque «me gustan los luchadores como Sagan, Urán y Adriano Malori». Su sueño es llegar al profesionalismo y «correr una gran vuelta por etapas». En 2018 dará el salto a la categoría sub 23 con el equipo madrileño Escribano.Team en la que «confío en adaptarme lo antes posible. Soy consciente de que al principio puedo sufrir un poco, pero voy a trabajar duro para que no sea así. Hasta ahora no he notado mucho los cambios de año. Competiré con ciclistas más hechos que yo y habrá que saber regular las fuerzas. Me gustaría dejarme ver y estar en el Mundial de Innsbruck y sobre todo aprender».

Agradece el apoyo que «he tenido de mi familia y de gente como Antonio Llopis, Pablo Costa y Jesús Buendía que siempre han estado a mi lado». No olvida a Francisco García Murcia, «alma máter», del equipo Esetec. Sin él la aventura ciclista del equipo sería imposible. De hecho, seguirá en el campo junior.

El mejor ciclista juvenil de España entrena una media de 450 kilómetros semanales y lo compagina con los estudios de bachillerato. «Ahora quiero sacarme la titulación de inglés, luego el carnet de conducir y en un futuro no muy lejano me gustaría hacer fisioterapia».

Denis tiene un gran futuro por delante. «Es un diamante en bruto. Trabajador y con una cabeza privilegiada», dice su director Jesús Buendía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine