24 de septiembre de 2017
24.09.2017

Espera el barrio

El peligro del humilde club de La Almozara, incapaz de marcar en 4 de 5 jornadas, reside en su campo

25.09.2017 | 01:06

«Muchos jugadores no han venido porque les echa para atrás el campo». Con estas palabras se sinceró Emilio Larraz en verano a un redactor del Periódico de Aragón. Más estrecho a lo habitual, la temporada pasada llamó la atención el deficiente estado del césped artificial de El Carmen, más propio de Tercera. Ante tal panorama y viendo que se está manteniendo en Segunda B, el club pidió ayuda a la directiva del Real Zaragoza para jugar en La Romareda algunos encuentros. La respuesta fue inminente: "No". Por ese motivo, una vez acabada la 16/17, fue cambiado en junio. Eso que gana el Hércules que, por otro lado, no debería costarle tanto acostumbrarse al tapete, ya que no es el primero por el que correrá (Montemar lo ha pisado unas cuantas veces). Si se adapta rápido y se siente cómodo se allanará el camino. El Ebro ha empezado mal: no ha anotado un gol en cuatro de las cinco jornadas y ha perdido potencial en la plantilla con las salidas de Paredes, Eneko, Maureta y Gabarre. Entonces, ¿tiene atracciones el rival de hoy? Sí, tres ex herculanos. Los tres llegaron en julio y los tres están disputando bastantes minutos. Son el canterano Borja, el talentoso Cuevas y el delantero Mainz. Ninguno triunfó en Alicante pero y todos tienen argumentos para rendir en la categoría. Claro que el hombre a vigilar de cerca se llama también Borja. Rubiato tumbó él solo en El Carmen a la Llagostera, que no es cualquier cosa. «Hay una docena de equipos con los que a 38 partidos no puedes competir». Sabe que a uno sí, como le demostró al Hércules en marzo: un lance aislado y 3 puntos. Que sea al revés...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine