05 de septiembre de 2017
05.09.2017
Judo
Judoca alicantina, tercera en el Mundial de Budapest 

María Bernabéu: «Soy una persona de fe, no me pongo techo»

05.09.2017 | 11:36
María Bernabéu tras conseguir el bronce en Budapest

A sus 29 años ya tiene en sus vitrinas una medalla de plata en el Mundial de Astana (2015) y un tercer puesto en el reciente campeonato de Budapest en la categoría de menos de 70 kilos. Entrenada por Carlos Montero, la judoca alicantina pertenece a la Escuela De Frutos Ozone donde entrena entre seis y siete horas al día. Para conseguir el bronce, María se impuso a la brasileña María Portela y a la marroquí Assanaa Niang en la repesca.

¿Esperaba subir al podio?
Iba con la intención de ganar, pero estoy muy contenta con este tercer puesto porque ha sido un trabajo muy duro.

¿Que le faltó para conseguir el oro?
No pude ir a más porque perdí ante la colombiana Yuri Alvear (tercera del ránking mundial y subcampeona olímpica en Río 2016). Tendré que estudiarla mejor para otras ocasiones.

¿Este bronce le sirve para quitarse la espina por el quinto puesto en los Juegos de Río?
Lo que pasó en los Juegos se queda allí y no hay que darle más vueltas, pero me enseñó a afrontar los combates de otra forma. Me ha dado experiencia y una gran ayuda para el futuro.

¿Algo en mente a partir de ahora?
Ha sido una temporada muy dura y este bronce compensa el duro trabajo que he realizado. Ahora toca descansar y más adelante reunirme con mi entrenador y pensar en nuevos retos.

¿Piensa en Tokio?
Desde que acabé en Río tuve claro que lo que tenía que hacer es ir temporada a temporada. Los Juegos de Tokio quedan muy lejos y prefiero ir a paso a paso.

¿Tiene margen de mejora?
Por supuesto, he demostrado que no estoy estancada, aún me falta conseguir el oro, pero soy una persona de fe y no me pongo techo, eso nos lo ponemos cada uno. Si eres capaz de visualizarlo se pueden conseguir grandes retos. No me conformo. Quiero más, he superado muchos obstáculos gracias a Dios que me han ayudado a no ponerme límites.

¿Se queda con algún éxito especialmente?
No puedo destacar a ninguno por encima de otro. Todo lo que me pasa no es por casualidad, me quedo con todos.

A punto de terminar Derecho, ¿a qué quiere dedicarse cuando deje el judo?
Son dos mundos que me apasionan. Me gustaría dedicarme a algo que compagine las dos actividades.

¿Ha guardado la medalla en algún sitio preferente?
No soy de las que le ponen un cuadro a las medallas importantes. La tengo guardada, pero lo fundamental es la satisfacción por haber conseguido ese tercer puesto.

¿Notó la presencia de Carlos Montero?
Una palabra, cualquier detalle de mi entrenador desde la grada la noto mucho y me ayuda en el combate.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine