12 de agosto de 2017
12.08.2017
Ciclismo. Volta a Portugal

Raúl Alarcón: «Verme de amarillo me hace feliz, pero todavía queda un mundo»

14.08.2017 | 09:54
Alarcón, en el podio el pasado martes.

El ciclista alicantino Raúl Alarcón ha llegado al día de descanso como líder de la Vuelta a Portugal, teniendo el apoyo de sus compañeros de equipo, el W52-Porto, Amaro Antunes (3º, a 30 segundos), Gustavo Veloso (5º a 39) y Antonio Carvalho (7º, 1 minuto y 35 segundos), entre los diez mejores de la ronda lusa. Más cerca está Rinaldo Nocentini (Sporting Tavira), que sigue en el segundo puesto a 24 segundos, que hoy por hoy es el enemigo al que más en cuenta hay que tener. Alarcón ha sido siempre un corredor que lo ha dado todo por sus compañeros, un gregario de lujo y, ahora, tiene la oportunidad de ganar una de las vueltas más prestigiosas por etapas. «Estoy feliz de estar ahí arriba, vestido de amarillo y, sobre todo, de verme querido por tanta gente. En Portugal me recibieron hace unos años con los brazos abiertos y ahora se alegran de mis triunfos», dice el sajeño.

El ciclista alicantino tiene por delante cuatro etapas para hacerse con la propiedad del maillot amarillo de la Vuelta a Portugal. De momento, a pesar de haber demostrado que es el más fuerte, no quiere pensar más allá de la etapa de hoy sábado. «Estoy contento de cómo me están saliendo las cosas y, sobre todo, disfrutando. He ganado dos etapas, voy de líder y mi equipo me está ayudando mucho. Es para estar muy satisfecho. Estoy feliz», comentaba ayer Raúl, antes de salir a rodar 70 kilómetros en la jornada de descanso.

El objetivo es sólo uno, seguir luchando todos los días y sin mirar más allá del final de cada jornada: «Hay que ir partido a partido, como se dice en fútbol. Seguimos luchando por la victoria y tenemos tres corredores bien colocados para eso: Yo , Amaro y Gustavo. El jueves intentamos ganar tiempo a los rivales. Lo conseguimos con Marque, pero no con Nocentini, pero vamos a seguir intentándolo. Faltan cuatro etapas y todo puede suceder. Tenemos que continuar con una buena táctica, porque por ahora tengo el maillot amarillo y un día podemos hacer que Gustavo lo consiga. Lo hemos hecho en otras carreras y lo importante es que el equipo gane la Vuelta», recordó.

«Queda todo un mundo por delante y muchas emboscadas que tenemos que evitar», insiste el ciclista de Sax.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine