Caos en el Eldense

Germán Torregrosa abandona la presidencia del club y su directiva, que no piensa convocar elecciones, deberá nombrar nuevo mandatario

18.10.2016 | 11:26
Torregrosa, ayer, tras su dimisión.

El caos reina en el Eldense. La complicada situación deportiva, no se ha logrado un solo punto en nueve partidos, ha provocado la dimisión del presidente azulgrana, Germán Torregrosa, escasas horas después de destituir al segundo técnico de la temporada, Raúl Garrido, sustituido por el director deportivo Mario Barrera.

Torregrosa abandona el Deportivo tras seis años ligado a la entidad, aunque sólo ha estado en la presidencia 222 días, desde el pasado 9 de marzo: «Estar al frente del club supone mucho desgaste. He llevado un peso muy grande en todas las negociaciones del Deportivo y llega un punto en el que uno está saturado».

El ya exdirigente deportivista asegura haber depositado en el club «la cantidad económica de la temporada que me corresponde», añadiendo en ese sentido que es un gasto a fondo perdido: «El Eldense no me debe nada. Le espera un buen futuro por delante».

Pese a su dimisión, Torregrosa espera que ningún directivo más siga sus pasos: «No es mi intención que mi salida arrastre a nadie, pero que cada uno decida». De esta forma, al menos de momento, el resto de la actual junta directiva seguirá al frente del club y su más inmediato cometido será elegir un nuevo dirigente, ya que, en principio, no se contempla la posibilidad de convocar elecciones.

De esa forma, podría ser uno de los vicepresidentes actuales, Alfonso Ortuño Gil o Jerónimo García Calvo, quien tomen las riendas del club .
El expresidente azulgrana asume su responsabilidad a la hora de confeccionar la plantilla «junto a Marcos Guill y Fran Yeste». Precisamente con el técnico de Basauri tiene una espinita clavada, ya que afirma que «echar a Yeste tras cuatro jornadas fue precipitado». Algo que queda patente tras valorar al recién cesado Raúl Garrido: «Cuando vino a firmar nos dio garantías de que era el adecuado para salvar al equipo, y ahora dice que no hay plantilla para estar en Segunda B. Si lo hubiera dicho cinco semanas antes, el Eldense se habría ahorrado mucho dinero», añadiendo además que cuando vio la alineación que el preparador valenciano puso ante el Saguntino «casi me voy a mi casa», asegura.

También reconoce haber llamado «personalmente» a Galiana tras el partido ante el Hércules para intentar que volviera a Elda, ya que asegura que siempre ha buscado lo mejor para el Eldense: «Si el escudo del Deportivo hablase, no dejaría entrar al que critica a Germán Torregrosa».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine