VUELTA AL MUNDO A VELA 

Los tripulantes de la Volvo podrán emitir comentarios en redes sociales desde los barcos

La regata volverá a partir desde Alicante en octubre de 2017

13.10.2016 | 00:25
La Volvo Ocean Race, a su llegada a Lisboa en junio de 2015

La organización de la Volvo Ocean Race, Vuelta al Mundo por escalas, ha revelado el segundo de los diez cambios de reglas para la edición 2017-2018 que partirá de Alicante en octubre del próximo año y en esta ocasión afecta a las comunicaciones emitidas por los tripulantes desde las embarcaciones.

Este cambio de reglas permitirá a los tripulantes dar actualizaciones en directo desde el océano a través de sus propios canales en las redes sociales gracias al novedoso 'crew communicator' (comunicador de tripulantes).

Este cambio mantiene la integridad deportiva de la prueba porque no hay conexión a internet abierta en los barcos para evitar la ayuda externa. Este cambio de regla se efectúa con el compromiso de cada tripulante de contar la historia en bruto.

El poder mandar actualizaciones de las redes sociales directamente desde los barcos, un hecho que se producirá por primera vez en la historia del evento llega mediante un innovador desarrollo técnico que abre al exterior una regata que siempre ha evitado el acceso a internet a bordo de los barcos.

Históricamente, la Volvo Ocean Race había prohibido expresamente tener acceso a internet a bordo para asegurar la igualdad competitiva y descartar así cualquier ayuda potencial desde tierra.

Sin embargo, al utilizar una nueva plataforma hecha a la medida, que aún se está desarrollando internamente ya que la organización proporcionará a los regatistas un 'crew communicator' (comunicador de tripulantes) que les permitirá transmitir actualizaciones en un sentido único tanto a través de sus propias redes sociales como a través de las de los equipos.

"Son noticias muy emocionantes para los aficionados de la regata, que pueden acceder a más contenidos que nunca en directo y en bruto desde los barcos", comentó el director general de la regata, Mark Turner.
Turner recordó: "La Volvo Ocean Race es la única de las regatas transoceánicas, en las que hay un bloqueo en internet. Los barcos solo tienen acceso a correos electrónicos controlados y datos meteorológicos proporcionados por la Oficina Central de la Regata".

Debido a la magnitud única de la regata, que visita algunas de las zonas más remotas del planeta, diseñar un dispositivo capaz de soportar sus condiciones ha resultado ser un auténtico desafío.

La comunicación se realizará en un único sentido, lo que quiere decir que los regatistas que usen el 'crew communicator' no podrán recibir respuestas mientras estén en el mar, aunque se les enviará un correo electrónico al final de cada día con las estadísticas de la repercusión de sus comunicaciones.

"Las historias que surgen en esta regata son impresionantes, y hasta ahora no hemos podido sacar mucho partido de las que suceden en los barcos", explicó el director de operaciones de la Volvo Ocean Race, Richard Mason, que compitió cuatro veces en la regata entre 2001 y 2012.

"El 'crew communicator' va a ser un método fantástico para que los aficionados la sigan de forma más individualizada, y aprendan más de los personajes de la regata - no solo del patrón, sino del proa, el trimmer y cada uno de los tripulantes", ha indicado Mason.

El director de la regata, Phil Lawrence remarcó: "Estamos entusiasmados por tener contenido en bruto desde los barcos que pase a dominio público tan rápido como sea posible, y esta tecnología nos permite gestionar este proceso del modo correcto".

"Lo último que querríamos es hacer posible que un grupo de meteorólogos sentados en una oficina en cualquier lugar de Europa tome decisiones que deberían ser tomadas a bordo. Es un fino equilibrio para proteger la integridad deportiva, mientras nos aseguramos de que todo el mundo puede unirse a lo que promete ser una aventura apasionante en 2017-18", finalizó Lawrence.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine