El árbitro Ayza Gámez es uno de los liberados de la concertada que cobraba sin dar clase

Admitió en el juzgado que investiga el fraude que realizaba otras tareas para la patronal pero no las docentes que pagaba Educación

06.10.2016 | 01:22
El árbitro Ayza Gámez es uno de los liberados de la concertada que cobraba sin dar clase

Uno de los trabajadores de la Federación de Centros de Enseñanza de Valencia (Feceval) que está siendo investigada por pagar sueldos a trabajadores que no realizaban tareas docentes con cargo a la Conselleria de Educación es el exárbitro de Primera División Miguel Ángel Ayza Gámez, según ha podido saber este diario de fuentes conocedoras de la investigación.

El Juzgado de Instrucción 3 de Valencia y la Fiscalía Anticorrupción investigan los pagos irregulares a la enseñanza concertada entre 2008 y 2014 por los presuntos delitos de malversación de caudales públicos, falsedad documental y prevaricación. Esta investigación judicial que se inició en julio de 2014 tras una denuncia de Compromís indaga sobre el pago de salarios a diez «liberados» de las patronales de las escuelas concertadas [Feceval y la Federación española de religiosos de la Enseñanza (FERE)], el abono de horas de más de las estipuladas y retribución a docentes jubilados que no impartían clases, según detectó un informe de la Intervención de la Generalitat. El fraude superaría los 3 millones de euros anuales.

Los diez «liberados» de las dos patronales de la concertada (seis de FERE y cuatro de FECEVAL) ya fueron citados a declarar como testigos. Algunos admitieron que cobraban el sueldo público a pesar de que no realizaban tareas docentes, tal como estipulaba el salario concedido por Educación a ambas patronales. Entre los que admitieron estos hechos en el juzgado está el propio Ayza Gámez, quien aparece en el organigrama de Feceval como miembro del «equipo técnico» y responsable de las áreas de «formación y calidad», aunque no tuvo más remedio que admitir que entre sus tareas no estaba la de impartir clases.

Expulsión de Cristiano Ronaldo

Ayza Gámez debutó como árbitro de Primera División en 2005. Entre sus decisiones arbitrales más recordadas destaca el encuentro de liga entre el Atlético de Madrid y el Sevilla FC que decidió suspender en el minuto 76 tras el lanzamiento de objetos al terreno de juego.

El colegiado valenciano también expulsó a Cristiano Ronaldo en el encuentro entre el Real Madrid y el Athletic de Bilbao en la temporada 2013-2014 por dar un manotazo al jugador del Athletic Ander Iturraspe. Además de la tarjeta roja, el jugador del Madrid fue sancionado con la suspensión de tres partidos. La decisión causó un gran revuelo mediático y el colegiado valenciano tuvo que explicar su decisión de expulsar a CR7 ante el Comité de Apelación de la Federación Española de Fútbol (RFEF). Tras este incidente, el Comité Técnico de Árbitros lo descendió de categoría y, al perderla, pasó a arbitrar fútbol base. Actualmente se dedica a formar a jóvenes árbitros.

Este periódico intentó recabar ayer la versión sobre estos hechos de Miguel Ángel Ayza Gámez, quien declinó realizar ninguna declaración al respecto.

Sobre el papel del exárbitro, el presidente de Feceval, José Manuel Boquet, aseguró ayer que «es maestro de formación y para Feceval su papel es básico y fundamental». Según el responsable de Feceval, Ayza Gámez «es el encargado de tramitar y organizar todos nuestros cursos de formación» que ofrece Feceval a los profesores de todos los centros privados de enseñanza en todos los niveles educativos reglados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine