Supervivencia en la élite

El Elche femenino, gracias al trabajo con la cantera y el apoyo de Mustang, continúa un año más en División de Honor. El equipo realizó ayer su presentación oficial en las instalaciones de la firma ilicitana

14.09.2016 | 09:54
Presentación, ayer, del Club Balonmano Elche Mustang, en las instalaciones de la firma ilicitana en el Parque Industrial de Torrellano.

El Club Balonmano Elche femenino realizó ayer su presentación oficial en las instalaciones de su principal patrocinador, Mustang, en el Polígono Industrial de Torrellano. Fue la puesta de largo de un equipo que supervive en la élite del balonmano femenino español y que este año cumplirá su décimo segunda temporada consecutiva en la máxima categoría.

Después de varias campañas alternando ascensos y descensos, desde que en el año 2005, después de una emocionante promoción de ascenso frente al Promociones Paraíso de Castro Urdiales (Cantabria), subiera a División de Honor, el Elche Mustang ha permanecido y se ha codeado con los mejores equipos de España. Algo que muy pocos clubes han conseguido, principalmente porque se han nutrido del dinero de sus patrocinadores y, cuando no ha llegado, o no han podido mantener la categoría o, incluso, han tenido que desaparecer.

La filosofía del Club Balonmano Elche ha sido bien diferente. La apuesta por la cantera siempre ha sido su seña más significativa y eso llevó a que Pascual Ros, dueño de la firma Mustang, apostará en el año 2002 por este deporte y la empresa ilicitana haya seguido manteniendo la colaboración. Pascual Ros fue el mecenas de balonmano ilicitano y, tras su fallecimiento, sus hijos, especialmente Sergio Ros, ha continuado con el legado que comenzó su padre, a través de la Fundación Pascual Ros Aguilar.

El Elche Mustang ha tenido temporadas mejores y peores. Su máximo histórico los consiguió en la campaña 2012-2013, en la que terminó segundo en la Liga y estuvo luchando hasta la última jornada por el título. El equipo ilicitano se ha clasificado en varias ocasiones para disputar competiciones europeas, pero salvo un par de años, el último en 2014 y gracias al apoyo, también del Elche Club de Fútbol, llevó su nombre, incluso hasta Rusia.

La crisis económica ha afectado a todo el deporte, pero Mustang siempre ha estado ahí. En las últimos temporadas, muchas jugadoras formadas en la cantera del Elche se han marchado a otros equipos que les daban más dinero, incluso hasta el extranjero.

El club ilicitano ha mantenido su filosofía de cantera, aunque esta temporada cuenta una jugadora portuguesa, una danesa, una paraguaya y dos venezolanas, Oriana Salcedo y Oriana Carvajal, que aún no han podido jugar porque no ha llegado el tránfer internacional desde su país.

Difícil comienzo de Liga
El Elche Mustang inició la temporada el pasado sábado en la pista del Zuazo Barakaldo, con una derrota, por 29-20. Este fin de semana debuta en casa y lo hará ante el actual campeón de Liga y el mejor equipo, con diferencia, de España, el Bera Bera de San Sebastian, el sábado (18 horas), en el pabellón de Carrús.

A partir de ahí, comenzará «su» Liga particular. El entrenador, Joaquín Rocamora, considera que tiene mejor plantilla que el año pasado, pero avisa de que «primero la permanencia, y luego, si se puede, ya buscaremos metas mayores», señala el técnico oriolano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine