Alejandra Quereda: «Es muy difícil que pueda llegar a Tokio»

29.08.2016 | 19:41
Alejandra Quereda con la medalla a su llegada a Barajas.

No acaba de quitar la sonrisa de su rostro tras la medalla de plata en Río. Alejandra Quereda quiso prolongar su estancia en tierras brasileñas para hacer turismo y disfrutar de su mayor éxito deportivo. Esta semana regresará a Alicante donde será recibida por el alcalde. De su futuro, de momento sólo piensa en saborear la plata, aunque es consiente de que tiene muy difícil llegar a los Juegos de Tokio. «Ahora tengo que operarme de una lesión que tengo en la cadera y estaré un año sin poder entrenar», señala la gimnasta alicantina tras completar un año lleno de éxitos con el equipo nacional de gimnasia rítmica.

De Río sólo habla maravillas. «Los voluntarios nos han tratado muy bien, nos sentíamos como en casa en todo momento», afirma Alejandra, que pese al miedo de buena parte de los deportistas, «allí no vimos ni mosquitos ni nadie hablaba del zyka».

La medallista olímpica, muy ilusionado por al anuncio del alcalde de poner su nombre a una calle, cree que la gimnasia rítmica española se encuentra en un nivel «altísimo», tras haber conseguido la plata olímpica por conjuntos, siendo superadas solamente por Rusia.

«Todavía estamos un poco en una nube. Es algo muy grande. Hasta que no lo tienes no terminas de creértelo. Nadie es invencible, hemos demostrado que todo es posible y que la gimnasia rítmica española está a un nivel altísimo», declaró la alicantina.

Quereda, que consiguió la plata olímpica junto a Lourdes Mohedano, Sandra Aguilar, Elena López y Artemi Gavezou, reconoció que lograron el «objetivo» por el que viajaron a Río. «Sentimos muchísima felicidad y muchísima satisfacción no solo por la medalla, sino por la competición que hemos realizado. Creo que hemos rozado la perfección y no podemos estar más felices», prosiguió la capitana del equipo español de gimnasia rítmica.

Del mismo modo, la gimnasta señaló que el cuarto puesto conseguido en Londres en «ningún momento» fue una «decepción», sino un «gran éxito» para afrontar estos Juegos de Río de Janeiro con el «objetivo» de conseguir esta medalla.

«Nos lo merecíamos»
«Anna Baranova nos decía que esa medalla nos la merecíamos, estaba colgando y que algún día caería. No ha habido mejor momento que el 21 de agosto de 2016 para conseguirlo y creo que es algo que nos merecemos y llevamos forjando durante tantos años de trabajo», añadió.

Quereda manifestó que a pesar de que viajaban a Río con el objetivo de hacer «lo mejor» posible, también eran conscientes de que aún haciéndolo «perfecto» no tenían la medalla «asegurada».«En este deporte hacerse un hueco es algo complicadísimo, que te respeten con las notas es algo que cuesta mucho y durante años y años te tienes que ganar el respeto de los jueces», confesó la deportista de 24 años.

Además, Quereda confesó que ha llegado un momento en el que les han valorado el «trabajo» que han realizado y la «calidad» que tienen. «Esta plata es de oro y ahora únicamente tenemos un reto: disfrutar porque nos lo merecemos y necesitamos descansar porque el cuerpo lleva un ritmo muy alto», explicó.

Por otra parte, también alabó el trabajo de Rusia, que consiguió el oro. «La gente de fuera nos decía que merecíamos el oro, pero nosotros no hemos podido verlo desde fuera. Rusia es un competidor muy fuerte, tiene una gran tradición en este deporte y al final a nosotras la plata sabe a gloria. Nos da igual todo lo demás», puntualizó.

Quereda señaló que no podían «dejar de llorar» tras la actuación realizada en Río, ya que no eran conscientes de si las notas eran «buenas o malas» o si estaban en el «top o no». «Hubo un momento en el que nos vino a la cabeza la imagen de Londres que actuamos primeras en la final y terminamos en cuarto lugar. Esta vez nos tocaba a nosotras», afirma la alicantina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine