Bronce en 2012, maternidad y cielo dorado en Río

12.08.2016 | 01:38

Cuando se colgó el bronce en Londres 2012, la guipuzcoana Maialen Chourraut salió con cierto sabor agridulce porque se le había escapado la gloria absoluta. En ese momento comenzó a pasar por su cabeza un reto si cabe mayor: ser madre y demostrar que se podía continuar en la elite para, incluso dar el salto a la gloria dorada olímpica. Nacida en Lasarte el 8 de marzo de 1983, aquella niña que comenzó a practicar el piragüismo como afición en la playa de La Concha con 15 años, que incluso se «despistaba» cuando había que ayudar a su padre en la librería, comenzó un proyecto de enjundia junto a su pareja, Xabi Etxaniz, que también es su entrenador y el responsable técnico del área de slalom de la Federación.  Cuando empezó y veía a los pioneros del slalom español, incluido Etxaniz, pensaba que los Juegos no eran para ella, pero su perfecto descenso de ayer ratificó todo lo contario. efe río

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine