Deportes Urbanos

Las tablas toman el mar alicantino

El surf es uno de los reyes del deporte acuático, que se hace más fuerte con la llegada del calor

27.06.2016 | 03:41
Una clase grupal de paddle surf en la costa alicantina.

Existen varias modalidades a la hora de cabalgar las olas, desde el SUP hasta el bodyboard.

El calor lleva ya unas semanas con nosotros, y con él llega el reinado de los deportes acuáticos, un género que tiene una indiscutible preponderancia durante estos meses. Uno de los más conocidos es, sin duda alguna, el surf, una actividad que, pese a que no ha disfrutado de una gran fama en nuestro país, lleva ya unos años al alza.

Existen diversas categorías dentro del concepto amplio de cabalgar las olas sobre una tabla sin la ayuda de una vela. Si bien el surf en sí mismo es muy conocido, podemos encontrar variantes como el paddle surf o el bodyboard, además de la división entre shortboard y longboard en función de la longitud de la tabla.

La más corta es la shortboard, que tiene unas medidas que no exceden los 2,10 metros de longitud. Desde aquí existe un salto hasta el largo mínimo del longboard, que es de 2,75 metros. Estas diferencias son importantes ya que marcan no sólo la medida de la tabla, sino también el tipo de movimientos básicos que se podrán ejecutar, que difieren entre sí pese a conservar el mismo espíritu.

El bodyboard se caracteriza, en su vertiente más popular, llamada «prone», por estar tumbado sobre la tabla (que en esta variante se denomina «boogie»). Existen otras dos categorías, el «dropknee» (con una rodilla sobre el boogie, en una posición también llamada «torero») y «stand up» (de pie). La tabla de bodyboard es diferente a la del surf tradicional, ya que el material empleado para su construcción es más blando (de gomaespuma, en vez de fibra de vidrio) y necesita una barra interior para aumentar su solidez.

También existe una variedad llamada SUP (Stand UP) o paddle surf, en la que el rider va de pie sobre la tabla y se apoya de una pala o remo para desplazarse. Esto puede servir tanto para poder realizar este deporte en aguas calmadas (incluyendo lagos y ríos) como para llegar mar adentro y poder cabalgar olas mucho más grandes que las de las playas. Esta última variante, el SUP, es probablemente la menos conocida por el gran público, pero en Alicante tenemos la oportunidad de disfrutarla gracias a República SUP, un club de surf y paddle surf que tiene su sede en el Club Náutico Alicante Costa Blanca y que ahora va a cumplir 6 años. El equipo docente cuenta con dos profesores, y se refuerza con dos más en la época estival. Sus cursos, abiertos a cualquier persona mayor de 6 años, están divididos en cinco niveles (bautizo, paddle surf, tecnificación y SUP surfing niveles 1 y 2) para adaptarse tanto a principiantes como a practicantes que quieren mejorar. Todos ellos otorgan, tras completarlos satisfactoriamente, un certificado de la Federación Española de Surf (Fesurf). Además, ofrecen actividades como el River SUP, que se practica en ríos, o Full Moon, en la que se surfea desde última hora de la tarde hasta aproximadamente las 22:30 bajo la luz de la luna llena. Sus rutas cubren trayectos por todo el litoral alicantino. Algunos ejemplos son el viaje desde La Vila hasta la isla de Benidorm, desde Santa Pola hasta Tabarca o la visita a la Coveta Fumà, aunque lo más habitual es que salgan del Club Náutico Alicante Costa Blanca y vayan hasta el Cabo de las Huertas o la playa de San Juan. Se puede contactar con República SUP en el 637462693 y el 676473887.

A nivel competitivo, el club organizó, junto a otras entidades, dos circuitos de paddle surf, uno a nivel provincial y el otro nacional. Un ejemplo de las carreras que forman parte de estas competiciones es la Costa Blanca SUP Race celebrada el pasado 29 de mayo. Más de 95 participantes hollaron con sus paladas las aguas alicantinas, divididos en 12 categorías en función de la edad, el sexo y la tabla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine