Silva, Nolito y Aduriz, al ataque

Del Bosque alinea al ariete del Athletic en lugar de Morata en la delantera titular en el primer ensayo de España en Francia a la busca del gol

10.06.2016 | 04:05
Integrantes de la selección española, ayer en el primer entrenamiento del equipo en su lugar de concentración en la Isla de Ré.

Busquets, Fàbregas e Iniesta completan el centro del campo.

El primer entrenamiento de la selección española en la Isla de Ré dejó ayer la prueba del seleccionador Vicente del Bosque del centro del campo y un ataque con pinta de titular, en busca del gol perdido en el último amistoso, en la sorprendente derrota ante Georgia en Getafe (0-1).

No hay tiempo que perder para España, como demostró Del Bosque, que aprovechó la primera sesión en suelo francés para comenzar a perfilar aspectos ofensivos de cara al debut del próximo lunes (15.00, Telecinco) ante la República Checa.

El seleccionador español juntó en un partido de entrenamiento al centro del campo que se perfila titular, con Sergio Busquets, Cesc Fábregas y Andrés Iniesta, más un tridente ofensivo con sorpresa por la ausencia de Álvaro Morata como nueve. Los elegidos fueron David Silva, Nolito y Aritz Aduriz.

Fue el primer ensayo de Del Bosque en una sesión abierta a la presencia de público, que llenó las gradas del polideportivo de Saint Martín de Ré, y entremezcló en sus cánticos de ánimo a la Roja guiños a su selección, la francesa.

La sesión, de setenta minutos de duración marcada por la presencia de balón, dejó el trabajo específico para los porteros Iker Casillas, David De Gea y Sergio Rico hasta su incorporación a la parte final del partido, y numerosos ejercicios de ensayo de presión y posesión para los jugadores de campo.

El equipo con aire de titular lo completaba una defensa mezclada de jugadores que serán titulares y suplentes. Con Juanfran Torres y César Azpilicueta en las bandas más San José y Sergio Ramos como centrales.

El susto de la sesión lo dio Marc Bartra, que tuvo ser atendido por el doctor Óscar Celada tras recibir un balonazo de Andrés Iniesta que le dejó con problemas para respirar tendido en el césped.

La sesión acabó con la foto en el centro del campo del equipo ganador del partido, el que integraban Bellerín, Piqué, Bartra, Jordi Alba, Bruno, Koke, Thiago, Lucas, Pedro y Morata; y el agradecimiento a los seguidores que presenciaron el entrenamiento, a los que regalaron más de una veintena de balones.

Mientras, Álvaro Morata, delantero internacional español del Juventus, reconoció ayer que está recuperado del pequeño edema muscular que hizo que el seleccionador, Vicente del Bosque, le reservase ante Georgia, y afirmó que está «en el mejor momento de toda la temporada».

Morata mostró confianza en su comparecencia ante los medios de comunicación en la primera rueda de prensa de la selección española en la Isla de Ré y aseguró que no le afecta tener su futuro en el aire si finalmente decide abandonar el Juventus italiano.

«Estoy muy tranquilo porque tengo contrato con la Juve, me siento como en casa allí. Soy jugador de la Juve hasta que nadie diga lo contrario. Sé que es una Eurocopa muy importante para mí, la primera. Es un sueño jugar con la selección española, esto empieza dentro de poco. Me quito los problemas de la cabeza para pensar solo en la Eurocopa e ir a por ella», aseguró.

Por su parte, Koke Resurrección, centrocampista de la selección, reivindicó la capacidad goleadora del equipo, repasó que la derrota por 0-1 contra Georgia fue un «accidente» y recordó que en el anterior partido, el amistoso frente a Corea del Sur, vencieron por 6-1. «En el partido del otro día llegamos mucho, creamos ocasiones y no acertamos ninguna», resumió el futbolista del Atlético de Madrid sobre el duelo del pasado martes frente a Georgia en el Coliseum Alfonso Pérez, el último amistoso previo al estreno de la Roja en la Eurocopa, el próximo lunes en Toulouse ante República Checa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine