Madrid sueña con otro «Tamudazo»

El Barça quiere espantar mañana el fantasma del gol del españolista Tamudo en el Camp Nou en 2007

07.05.2016 | 04:16

El tanto puso en bandeja al Real el título de ese año. Los «pericos», con la salvación casi asegurada, intentarán darse una alegría y aguar la fiesta al eterno rival.

El «Tamudazo» está grabado en la memoria de los seguidores del Espanyol, del Barcelona y del Real Madrid, ya que dos goles del blanquiazul Raúl Tamudo en la penúltima jornada de la temporada 2006-07 supusieron el empate en el Camp Nou y revolvieron la Liga, un escenario temido por unos y esperado por otros para mañana. También el Atlético de Madrid, empatado a puntos con el actual líder Barcelona, sueña con que se repita ese episodio para convertirse en nuevo líder a falta de una sola jornada para el final.

La historia del 9 de junio de 2007 es conocida por todos. El derbi catalán, en casa de los azulgrana, lucía un 2-1 en el marcador en el minuto 89. Tamudo firmó el 0-1, tras una asistencia de Iván De la Peña. Leo Messi igualó el choque, con la mano, y después adelantó a los suyos. Hasta que Tamudo consiguió el 2-2 a pase de Rufete.

Ese partido se disputaba a dos bandas. El Barcelona se estaba jugando la Liga con el Real Madrid y, gracias al «Tamudazo», en la última jornada el Madrid ganó al Mallorca en el Bernabéu y se proclamó campeón.

Para el cuadro azulgrana, la diana de Tamudo fue un varapalo de grandes dimensiones. Primero, porque les dejaba virtualmente sin un título y, segundo, porque el Espanyol es uno de sus rivales clásicos. Muy pocos esperaban que un equipo con registros pésimos en el Camp Nou diera la sorpresa en un partido tan importante para sus aspiraciones.

Para los blanquiazules, en cambio, supuso una de las mayores alegrías de su historia reciente. Los duelos ante su eterno rival siempre son especiales y este episodio es todavía muy recordado. De hecho, la afición perica ya hacía referencia con sus cánticos al «Tamudazo» tras su última victoria en la Liga ante el Sevilla el pasado fin de semana.

El vestuario del Espanyol, con la permanencia en Primera prácticamente sellada, sabe que obtener un triunfo frente al Barcelona sería un gran regalo a sus seguidores. Los futbolistas de Galca van sin la presión de necesitar una victoria en el Camp Nou para salvarse. Quizá eso los convierte en más peligrosos.

Eso sí, la plantilla blanquiazul rechaza cualquier intención de fastidiar al Barcelona. Saben que sería un triunfo especial, pero no se meten en otras guerras.

«Iremos a intentar ganar, pero no vamos a quitar la Liga al Barça. Si la gana o la pierde será cosa suya», explicó Víctor Sánchez después de vencer al Sevilla.

Aún así, el anfitrión parte como el favorito claro este domingo (17.00) en el Camp Nou. Se juega la Liga ante dos de sus perseguidores, el Atlético de Madrid y el Real Madrid, y después de la eliminación de la Champions no pueden permitirse más tropiezos. Aunque también eran favoritos hace nueve años, en una situación similar.

De momento, el jugador del Espanyol Felipe Caicedo asegura que le gusta como suena el término «Caicedazo» y se ha postulado como protagonista en el derbi de este domingo en el Camp Nou, en el que el FC Barcelona se juega el título y el equipo blanquiazul certificar la permanencia que, para el ecuatoriano, todavía no está hecha.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine