Balonmano

El colegiado alicantino agredido se plantea abandonar el arbitraje

Eddy Córdoba, jugador del Vinaroz, se expone a una sanción de por vida tras dar un puñetazo por la espalda a Daniel Orts

03.05.2016 | 08:44
El colegiado alicantino agredido se plantea abandonar el arbitraje
El colegiado alicantino agredido se plantea abandonar el arbitraje

El árbitro presentó ayer la denuncia.

Daniel Orts todavía no da crédito a lo sucedido. El árbitro alicantino acudió ayer a la Comisaría para presentar denuncia contra Eddy Córdoba, jugador del Vinaroz que le dio un puñetazo por la espalda en un duelo intrascendente de la fase de ascenso a Segunda Nacional ante el Benetusser disputado el domingo en Agustinos.

El colegiado adjuntó en la denuncia el parte de lesiones, ya que sufrió daños en un oído como consecuencia del pinganillo. Orts, todavía en estado de «shock» por la agresión, reconoció que no tiene claro su futuro. Después de 16 años en el arbitraje se plantea por primera vez abandonar. «Es una decisión que todavía tengo que tomar. Ahora ha terminado la temporada y más adelante tomaré la decisión», señaló ayer el árbitro, que reconoció que ha visto las imágenes de la agresión «muchas veces». Orts se siente reconfortado por las numerosas muestras de apoyo recibido en las últimas horas. «Me ha llamado muchísima gente para darme ánimos», afirma el colegiado.

Tras presentar la denuncia y acabar el informe del partido, el Comité de Competición debe decidir la sanción para el agresor, que puede ir desde 4 años de castigo hasta ser sancionado de por vida. Como el árbitro adjuntó denuncia, el Comité podría aplazar la decisión hasta que se celebre el juicio.

Orts incluyó en su informe también al entrenador del Vinaroz. «Tras la agresión estuvo gesticulando y me dijo que la culpa era nuestra», señaló el árbitro alicantino en el acta del encuentro. Además, ni el técnico ni el jugador han pedido disculpas, gesto que aún indigna más al árbitro alicantino.

«Ahora todo está en manos de mis abogados y es momento de esperar, de tranquilizarme y reflexionar a ver si sigo pitando o no».

Gonzalo Reinante, presidente del Agustinos, condenó los hechos y ofreció todo su apoyo al árbitro. «Es un desastre, que pase esto en un partido intrascendente no es justo», afirma Reinante, que lamentó que el ascenso de su equipo a Segunda Nacional quede empañado por la agresión del jugador del Vinaroz. «La ida de bola del jugador en pista nos sorprendió a todos, pusimos todos los medios pero una acción de ese tipo es incontrolable», señala el presidente del Agustinos. «Nos han hecho mucho daño, había muchos niños en la grada viendo el partido y eso es algo que no se puede permitir, es una faena para todos», prosiguió el directivo alicantino, que pone a disposición del árbitro «todos los servicios jurídicos de nuestro club».

Por su parte, José Melo, exjugador profesional, tiene clara la medida a adoptar: «A la gente ésta hay que apartarla del deporte ya».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine