23 de marzo de 2016
23.03.2016
Fútbol / Tercera División

«La imagen en Elche fue de vergüenza y no tiene perdón»

El presidente del Orihuela carga duramente contra sus jugadores por la actitud en el encuentro ante el Ilicitano

23.03.2016 | 01:15
«La imagen en Elche fue de vergüenza y no tiene perdón»

El presidente del Orihuela, Antonio Felices, está profundamente molesto y, ayer cargó duramente contra la actitud de sus jugadores durante el encuentro del pasado domingo en el campo del Elche Ilicitano, donde se jugaron sus últimas opciones y dijeron adiós a las posibilidades reales de clasificarse para la promoción de ascenso a Segunda División B.

Felices no entiende la falta de ambición y de compromiso de sus futbolistas en un encuentro que iba ganando y que se dejaron remontar (4-2), a pesar de que el filial franjiverde jugó con hombre menos desde el minuto 30 por la expulsión del futbolista del Ilicitano Paul.

La derrota aleja a los oriolanos a diez puntos de los puestos de promoción de ascenso. El conjunto escorpión está en la undécima posición de la tabla, cuando tan solo quedan por disputarse ocho jornadas de liga, lo que deja al conjunto de Frank Castelló con las opciones mínimas de acceder a los puestos de play off.

La junta directiva del Orihuela no ha dado crédito a lo ocurrido en esta última jornada y es consciente de que las cuentas que se habían sacado para mantener las opciones intactas de disputar la promoción de ascenso se han esfumado. El presidente de la entidad de la Vega Baja, Antonio Felices, no ha ocultado su enfado con la plantilla amarilla, y lamenta que, tras una primera parte espectacular, «el equipo hizo un segundo tiempo lamentable. Jugó andando y fue de vergüenza. Si hubieran salido a jugar los benjamines lo habrían hecho mejor. No tiene perdón lo que hicieron los jugadores en Elche».

Felices no ocultó que la directiva que preside está desilusionada «por el poco compromiso que están mostrando los futbolistas, y por el trabajo nefasto que se hizo contra el Ilicitano». .

El presidente del Orihuela asegura que a su equipo «le sobra calidad para estar en lo más alto, pero si no juega los 90 minutos y baja los brazos, cualquiera nos pasa por encima». El dirigente no

no cree que el problema esté en la falta de calidad de los futbolistas, sino en la falta de compromiso que están mostrando con el escudo y la entidad que representan», señala con un profundo enfado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine