17 de marzo de 2016
17.03.2016

El futbolista que más suma

El crevillentino Juanfran se convirtió en protagonista del pase del Atlético a los cuartos de final

17.03.2016 | 04:40

El lateral rojiblanco siempre suma. Es de los jugadores que siempre tira del grupo y la afición se lo reconoce.

Juanfran es un futbolista de toda la vida. De esos que suman siempre. Hombre de empresa, con una visión privilegiada de la industria del deporte que le rodea. Cuando llegó al Atlético de Madrid, aterrizó con una ilusión inusitada. Tenía claro que llegaba para estar diez años en el club. Con el sueño de convertirse algún día en un clásico.

Él no es un futbolista kleenex. Vino a echar raíces. Por eso, lo primero que hizo al llegar a las oficinas, fue pedir una entrevista con Adelardo Rodríguez, el gran capitán, un referente simbólico del mejor Atlético de todos los tiempos. El jugador que más veces ha vestido la camiseta del Atlético de Madrid. Desde entonces, existe un cariño mutuo. Juanfran sabe que los héroes de los clubes tienen en su memoria el disco duro del club. Y Juan, como le llaman los amigos y Diego Simeone, se puso a disposición de Adelardo y de la agrupación de veteranos nada más ponerse la camiseta del Atlético de Madrid, al lado de Enrique Cerezo. Sólo aquellos que conocen a las leyendas, son capaces de integrase en un club. Y máxime en el Atlético de Madrid, un club que Juanfran lleva en el corazón. Juanfran siempre te da un notable. Cuando aparece menos, porque cumple en defensa de forma marcial las órdenes de su míster; cuando sube su costado porque pisa el área con frecuencia y determinación.

Su ya famoso penalti le permite a Juanfran entrar en los libros de noches memorables en el Manzanares, antes del trasvase a la Peineta. Juan estará ya de por vida al lado de Ben Barek, de Adelardo, de Luiz Pereira, de Levinha, de Pantic, de Kiko, de Simeone, de Fernando Torres...

Juanfran hizo feliz a mucha gente al tumbar al PSV con ese penalti decisivo. Fue la guinda de un trabajo colectivo. Juanfran siempre tira del grupo. En los entrenamientos, cuando el equipo da la vuelta al terreno de juego, Juan siempre va por el lado derecho, el más pegado a la banda. No acorta metros. Se lo enseñaron de crío cuando él soñaba con ser futbolista de verdad. Ayer, Adelardo estaba feliz. «Me alegro mucho por él. Futbolista es bueno. Pero como persona es un diez. Me lo ha demostrado desde el primer día que fichó. Es un tío muy grande. Y seguro que estará más de diez años en nuestro club. Es un ejemplo para todos», dijo. Adelardo jugó 17 temporadas en el Atlético. Ese es el camino que sigue Juanfran, cuyo reto es firmar pronto una década en el club de su vida. Y ser uno de sus capitanes. Lleva ya seis. Hace dos años llegó el Arsenal con un cheque en blanco. Juanfran lo tenía claro. Su casa es el Atlético de Madrid. Y no se equivocó. Trabajo, Humildad y Corazón. El lema de Juan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine