Edurne Pasaban. Primera mujer en escalar los 14 ochomiles

Edurne Pasaban: «La montaña siempre será mi vida»

A los 14 años comenzó a escalar su primera montaña. 23 años después se convirtió en la primera mujer en la historia en ascender a los 14 ochomiles (montañas de más de 8.000 metros) del planeta y la vigésima primera persona

10.02.2016 | 12:22
Edurne Pasaban estará esta tarde en el Club INFORMACIÓN
Edurne Pasabán, alpinista
"Me han tenido que amputar dos dedos de cada pie pero puedo decir que ha valido la pena"
 

Completó su gesta en 9 años, desde su primera ascensión a un ochomil en el Everest el 23 de mayo de 2001 a la última del Shisha Pangma el 17 de mayo de 2010. Aunque ahora se dedica a impartir conferencias sobre sus experiencias, reconoce que todos los años se marcha al Himalaya

¿Qué verán los asistentes en el acto de esta tarde?
Contaré la experiencia de haber escalado los 14 ochomiles y cómo aplicarlo a la vida personal y empresarial. Ponerse objetivos es una de las claves del éxito y existen muchos paralelismos entre escalar una montaña y superar las dificultades de la vida.

¿Cómo se sintió cuando coronó la última montaña?
La verdad que me dio un poco de vértigo. Tantos años dedicados a escalar montañas de más de 8.000 metros que cuando lo conseguí me dio vértigo. Pensé, ¿y ahora qué?

¿Se plantea otro reto?
Quiero volver a coronar otra vez el Everest pero sin la ayuda de oxígeno artificial. Pero de momento quiero estar más tranquila con otros retos laborales que también me están aportando mucho como la creación de una agencia de viajes de turismo, naturaleza y aventura. La montaña siempre será mi vida, me apasiona la escalada y me siento muy afortunada por haber hecho lo que más me gustaba. Ha sido toda una vida de sacrifici0 diario pero que ha tenido una gran recompensa. Cada uno de los retos que he hecho ha valido mucha la pena, incluso los sustos que he tenido.

¿Es más duro llegar a una cima o todo el trabajo que hay detrás?
Se necesitan muchas horas de entrenamiento todos los días para afrontar un reto de estas características. Es muy duro, pero luego en la montaña es la culminación de todo un sueño.

¿Cómo comenzó todo?
A los 14 años empecé a adentrarme en este mundo y a los 15 ya estaba en los Alpes. Al principio me iba a la montaña con la excusa de viajar y luego poco a poco me fue gustando más. Me fui sola a Perú con 20 años con el sueño de conocer el Himalaya y las grandes montañas. Lo probé y vi que se me daba bien. El objetivo de coronar los 14 ochomiles no me lo propuse hasta que llevaba seis ó siete.

¿Algún consejo a quien se plantee algún reto ?
Los objetivos tienen que ser visibles y visionarlos. En montañismo el riesgo al fracaso es muy alto. Para coronar los 14 ochomiles fueron necesarias 28 expediciones. Del 98 al 2011 estuve 6 meses al año en el Himalaya y en Nepal.

En 2004 tuvo un gran susto bajando el k2...
Es una montaña muy complicada. La estadísticas dicen que de cuatro que suben bajan tres...Se nos complicó mucho. Iba con Juanito Oiarzábal. Me perdí en la bajada, se me congelaron los pies y me tuvieron que amputar dos dedos de cada pie. Juanito lo pasó algo peor, a él le amputaron todos los dedos.

¿Se replanteó el objetivo?
Cuando nos marcamos un reto de estas características somos conscientes de los peligros que corremos.

¿Se ha sentido valorada?
Yo no me puedo quejar. A mí se me ha tratado muy bien porque he sido la primera mujer en coronar todos los ochomiles, pero hay mucha gente que vale mucho y no se le ha valorado lo suficiente.

El cine ha recreado muchos de los problemas que surgen al escalar una gran montaña...
Una de las películas que mejor lo refleja es «Everest». Se visiona lo que realmente pasa allí arriba.

Esta tarde hablará del paralelismo entre el alpinismo y la vida...
Sí, existe un enorme paralelismo. Todos tenemos o debemos tener un objetivo, hay que crear esa visión y para ello se requiere de una serie de esfuerzos, sacrificios... Es muy importante tener una ambición y una motivación que te acompañe. Se trata de tener afán de superación y todo esto es aplicable tanto a la vida personal como empresarial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine