Sin compasión

La Vila logra una victoria crucial frente al San Cugat (19-10) y sigue en lo más alto El viento marcó el choque

08.02.2016 | 01:36
Degustación de pescadito frito.

El Club Rugby La Vila venció a su rival directo, el Club Rugby Sant Cugat, por 19-10, en una mañana marcada por las fuertes ráfagas de viento que azotaban las instalaciones del Estadio de Villajoyosa.

El choque fue trepidante y aunque el viento fue uno de los protagonistas, sin duda, el gran juego desplegado por los dos equipos, junto a la gran asistencia de la afición jonense, que disfrutó de la degustación gratuita de pescado frito gracias a la Cofradía de Pescadores de La Vila, dejaron en un segundo plano a las inclemencias climatológicas, remitiendo con la incursión paulatina de los primeros rayos de sol.

Guillem Carrión atravesaba la línea defensiva catalana en el minuto 4, tras una recepción de Juan Ignacio Pérez en una touch, posterior ruck y pase determinante del propio pilar al tercera línea alicantino que conseguía el primer ensayo del partido. La igualdad entre los dos conjuntos desembocó en un emocionante duelo marcado por lo imprevisible de su desenlace. El juego aéreo era imposible de precisar ante la presencia del viento. Los placajes fueron contundentes por las dos partes, como si de una final se tratase.

Llegando al descanso, el último fichaje del Sant Cugat, el ala neozelandés Cruze Len Joshep, igualaba el marcador a 5 puntos con un ensayo in extremis al banderín jonense, dando buena muestra de su potencial en velocidad. En el minuto 22 de la segunda parte llegaba el ensayo de castigo a favor de La Vila, tras consecutivos golpes de los catalanes, entre ellos derribo de la melé. Un tanto duramente trabajado por la delantera de La Marina Baixa que celebraban entre abrazos los cinco puntos conseguidos con sacrificio y esfuerzo. Esta vez, Matías Jara no perdonaba en su tiro a los tres palos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine