En el nombre del padre

Raúl Martínez lucha y sueña por alcanzar el deseo de su progenitor de verlo en los Juegos Olímpicos

30.11.2015 | 03:04
Raúl Martínez, durante su participación en la Copa del Mundo con la Selección Española.

Cuando José Manuel Martínez comenzó, hace 30 años, a abrirse un camino en el taekwondo ilicitano nunca podría imaginar que sus hijos Raúl y Rubén podrían llegar tan alto como han llegado. Y lo que queda por venir. Aquellas clases de Aurelio Alba y del maestro Luis Alonso fueron la antesala de la apertura del gimnasio Jayan, que ahora está recogiendo los frutos.

Con mucho trabajo en el tatami y una gran ilusión, José Manuel ha visto crecer a sus hijos y disfrutar de numerosos títulos. El mayor, Raúl, es quien, hasta ahora, ha llegado más lejos y tiene un porvenir muy alentador con los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro como gran sueño.

El mayor de la saga Martínez es, actualmente, uno de los mejores taekwondistas de España, en el peso olímpico de menos de 80 kilos y en el mundial de menos de 74. A lo largo de su trayectoria, Raúl Martínez ha sido hasta en 11 ocasiones (dos cadetes, dos junior, tres sub'21, tres senior y dos universitario) campeón de España. Además, fue tercero de Europa en la categoría cadete, campeón continental en sub'21 y en 2012, en Aruba (Caribe), consiguió la tercera posición en la Copa del Mundo con España.

En la Olimpiada de Londres de 2012, el luchador ilicitano acudió como suplente de Nico García, quien logró la medalla de plata. Y es que España es una de la mayores potencias del Mundo en taekwondo, ya que en la cita londinense, de los tres representantes, Joel González fue oro y Nico García y Brigitte Yagüe, plata.

Actualmente, con 24 años, Raúl Martínez ocupa el puesto 17 del ránking mundial de su peso. En la temporada 2015 ha ganado hasta cinco open internacionales: Alejandría y Luxor, en Egipto; el Open de España en Pontevedra, el Open de Polonia en Varsovia y el Open de Israel en Tel Aviv. Ha sido noveno en el Mundial de Rusia y en los Juegos Europeos de Bakú, quinto en la Olimpiada Universitaria de Korea, mientras en los Gran Prix de Moscú, Turquía y Manchester no tuvo suerte en el sorteo y en el segundo combate se tuvo que medir a un iraní, que es el actual campeón del Mundo y número uno del ránking mundial y terminó noveno.

Unos grandes resultados, a pesar de que en los dos últimos años no ha estado a tope físicamente después de cuatro meses lesionado por una rotura del ligamento parcial de su rodilla izquierda y nueve meses con una rotura total. El deportista de Elche, que compagina sus estudios de medicina en la Universidad de Sant Joan con los entrenamientos en el Centro de Alto Rendimiento Joaquín Blume de Madrid, no va a cejar en su empeño por conseguir estar el próximo verano en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Está difícil porque España sólo tiene dos plazas masculinas, pero lo va intentar.

Por su parte, su hermano Rubén ocupa el segundo lugar del ránking español de su peso. Con sólo 19 años y ya ha sido campeón de España de clubes y subcampeón sub'21.

El padre, José Manuel Martínez, está «orgulloso» de sus hijos de los que no esperaba que llegasen tan alto. Pero ahora sueña con ver a Raúl en Río de Janeiro. «Como entrenador y padre me doy por satisfecho. Estoy feliz con los resultados logrados, aunque me encantaría verlos en una olimpiada».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine