27 de noviembre de 2015
27.11.2015
Fútbol. Real Madrid

Benítez se queda sin defensa

El Madrid encaja 10 goles en tres partidos cuando hasta entonces sólo había recibido 4 tantos en 14 encuentros

27.11.2015 | 04:20

Varane se une en la enfermería a Ramos y Marcelo.

«Estuvimos compactos, jugamos bien, con confianza, pero en los últimos diez minutos nos relajamos y el Shakhtar marcó». Así analizó Cristiano Ronaldo el partido que el Real Madrid ganó 3-4 al Shakhtar Donetsk, con momentos brillantes y con un final que engordó unas estadísticas negativas: el cuadro de Benítez ha descuidado su armazón defensivo. Los tres goles que encajó Kiko Casilla en el último tramo del choque engordaron unas estadísticas que posiblemente preocupen al técnico Rafael Benítez, que hasta hace muy poco podía presumir de tener un equipo prácticamente imbatible.

Sin embargo, el Madrid ha pasado de tener una línea defensiva casi imposible de superar a encajar diez goles en los últimos tres partidos. Los duelos frente a Sevilla, Barcelona y Shakhtar, dejaron tocada la principal línea de flotación de un equipo que se mantenía en lo más alto gracias a un trabajo, el defensivo, que produjo réditos muy altos para un grupo que aún aspira a ganar todo.

La primera caída llegó en el Pizjuán. Allí, el Madrid apareció como un equipo casi inexpugnable. Entre Liga de Campeones y Liga, había recibido cuatro tantos en 14 partidos. Los récords asomaban continuamente alrededor de Keylor Navas, que, contra el Sevilla no pudo jugar por un problema muscular. Su sustituto, Kiko Casilla, tuvo que recoger tres balones de su portería.

Después de esa derrota por 3-2, quien se encargó de adentrarse en su arco para sacar pelotas fue Keylor Navas. En la siguiente jornada, el costarricense no pudo evitar los cuatro goles del Barça que tanto dolieron al público del Bernabéu.

Por primera vez, el portero del Madrid se vio vulnerable. Hasta ese día, el ya fatídico 21-N, fue una muralla casi inexpugnable para sus rivales. Sin embargo, no pudo evitar que el Madrid cayera en una crisis de resultados que se venía venir cuando ganó 1-0 al PSG justo antes de enfrentarse al Sevilla.

Aquel día, el cuadro francés mereció ganar en el Bernabéu. El Madrid marcó un gol extraño por medio de Nacho y prácticamente no Trapp. El equipo de Blanc dio una exhibición y entre Navas, los palos y la falta de resolución gala, los hombres de Benítez se escaparon triunfadores. Lo que llegó después abrió una herida anunciada. Sevilla y Barcelona dejaron a los blancos a seis puntos del primer puesto de la Liga. Y, el Shakhtar, aunque abrió la puerta de la recuperación al Madrid, también evidenció que algo pasa en torno a su portería. En el fondo, recibir diez goles en tres partidos es algo que no ocurre a menudo por la casa blanca.

En plena crisis defensiva, Benítez también pierde por lesión a Varane, que se une en la enfermería a Sergio Ramos y Marcelo. Tres titulares que no estarán en Eibar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine