21 de noviembre de 2015
21.11.2015

Los yihadistas querían detonar cinco bombas en el estadio de Hannover

La célula islámica pretendía atentar el pasado martes durante el amistoso Alemania-Holanda, suspendido a última hora por «indicios concretos»

21.11.2015 | 10:09
Los yihadistas querían detonar cinco bombas en el estadio de Hannover

La célula yihadista que presuntamente pretendía atentar durante el amistoso Alemania-Holanda del martes en Hannover está compuesta por cinco personas y quería detonar cinco explosivos, informó ayer el diario «Hannoversche Allgemeine Zeitung».

Citando un documento de los servicios secretos franceses, el rotativo local asegura también que el líder de esta supuesta célula tiene nacionalidad alemana, pero no aporta más datos sobre las identidades de sus integrantes.

Aunque otros medios alemanes han logrado ratificar con fuentes propias esta información, las autoridades alemanas no han confirmado de forma oficial estos datos sobre el presunto intento de atentado en Hannover.

La Fiscalía General alemana asumió ayer la investigación de los hechos acaecidos el pasado martes en torno al partido de fútbol amistoso y su suspensión por amenaza yihadista por un presunto delito de formación de una asociación terrorista.

El encuentro deportivo, que tenía previsto celebrarse cuatro días después de los ataques de París, que dejaron 129 muertos, se suspendió a última hora por «indicios concretos» de que se iba a producir una ataque con «explosivos», según la policía de Hannover.

El Gobierno alemán ha respaldado de forma unánime la decisión tomada entonces, hora y media antes del inicio previsto, pero sin querer entrar en detalles.

Las fuerzas de seguridad alemanas, que desplegaron un fuerte operativo en Hannover con motivo del partido, no se aprehendieron de ningún explosivo,pese a varias falsas alarmas, ni practicaron ninguna detención. Por otra parte, la Fiscalía alemana informó ayer de que investiga a un posible cómplice de los atentados de París, un ciudadano argelino de 39 años, detenido en la localidad de Arnsberg (oeste de Alemania) y que está en prisión preventiva.

Según un portavoz de la Fiscalía, el hombre aseguró en varias ocasiones a algunos vecinos sirios del centro de acogida de refugiados en el que reside, en días previos a los ataques, que algo iba a ocurrir en la capital francesa.

El propietario del «objeto sospechoso» que obligó el pasado martes a cerrar la estación central de trenes de Hannover después de suspenderse un partido de fútbol amistoso entre Alemania y Holanda ante el temor a una amenaza yihadista, ha sido identificado, ajeno al revuelo causado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine