29 de octubre de 2015
29.10.2015

Campeón de la fase autónomica

Un gol de Primi en el minuto 93 permite al Elche Ilicitano alzarse con la Copa Federación y lograr el pase a la fase nacional Directiva y técnicos del primer equipo presenciaron la hazaña del filial

29.10.2015 | 01:22
Jugadores y directivos del Elche, con la Copa de campeones, al final del encuentro.

Primi estampó su firma en la historia del filial del Elche al marcar el gol que convirtió al Ilicitano en el vigente campeón de la fase autonómica de la Copa Federación y, por consiguiente, su pase a la fase nacional. Esta es la primera vez que los franjiverdes se hacen con este trofeo en una final que no se decidió hasta el tiempo añadido. El empate a uno clasificó a los franjiverdes gracias al resultado de la ida, donde los de Vicente Parras vencieron por 0 a 1.

No fue fácil. Los de Alzira salieron con más mordiente al tener que remontar el marcador. Los primeros minutos fue de dominio local pero conforme se avanzaba el cuadro granota se mostraba más seguro y decidido sobre el terreno de juego.

En el primer tiempo, solo destacó una jugada de Liberto, que fue de lo mejor del filial en los minutos que estuvo sobre el terreno de juego, y sendos disparos de Juanra y Molina, que no tuvieron mayores consecuencias. Las llegadas más peligrosas tuvieron la firma de los franjiverdes, pero el control del esférico siempre de la mano del Alzira.

En el segundo tiempo, el conjunto de Parras siguió avisando de sus intenciones. En el minuto 59, Nuha y Rubio tuvieron en sus botas la mejor oportunidad para sentenciar la final pero la defensa se les anticipó. Los mismos protagonistas tampoco acertaron en una jugada en la que el portero valenciano se lució para evitar el gol ilicitano.

En el minuto 65, Rubio asistió a Nuha con una pase en diagonal que el catalán remató desviado. A partir de ahí, el Elche Ilicitano fue a menos. Y en uno de los despistes locales, David Grande puso contra las cuerdas la eliminatoria al conseguir el gol que supuso el empate en el cómputo general. El 0 a 1 llevaba a los dos equipos a la prórroga.

Los cambios efectuados por ambos equipos hizo más efecto en el cuadro granota pero los franjiverdes supieron sufrir ante un rival que lo dio todo sobre el terreno de juego para enmendar el error del partido de la ida. Faltaba apenas un cuarto de hora para la finalización del tiempo reglamentario y tanto jugadores como afición daban por hecho que se iba a decidir en la prórroga.

En el tiempo añadido, una falta lejana ejecutada por Juanra la remató en cuerpo y alma Primi para sellar una final que hasta ahora nunca antes se había quedado en tierras ilicitanas. El filial hizo historia gracias a una jugada que transcurría al filo del pitido final. El empate a uno desató la euforia de los locales. Tanto directiva como cuerpo técnico del primer equipo fueron testigos de esta hazaña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine