08 de agosto de 2015
08.08.2015
Shanghái

Mandzukic y Dybala conquistan la 'Supercoppa' para la Juventus

Los nuevos fichajes veraniegos han dado la victoria al equipo italiano que derrotó a la Lazio por 2-0

10.08.2015 | 01:25
La Juventus celebra su título

La Juventus de Turín se ha proclamado este sábado en Shanghái (China) campeona de la 'Supercoppa' de Italia gracias a los goles de dos de los nuevos fichajes veraniegos, el croata Mario Mandzukic y el argentino Paulo Dybala, tras derrotar (2-0) a la Lazio, que no pudo consumar su venganza tres meses después de perder la final de la 'Coppa TIM' que le valió el billete para estar presente en el primer título en juego del nuevo curso.

El conjunto 'bianconero' ha logrado de esta manera empezar con buen pie la temporada con un trofeo que se disputó por octava ocasión -y por cuarta vez en China- fuera del país transalpino, convirtiéndose con esta victoria en el equipo italiano con más ediciones en su palmarés (7) y superando las seis que tiene en posesión el AC Milan.

A pesar del resultado, la 'Vecchia Signora' dejó muestras de haber perdido todo ese encanto que adquirió la temporada pasada después de perder la final de la Liga de Campeones contra el FC Barcelona en el Olímpico de Berlín. El técnico Massimiliano Allegri ha visto cómo su plantilla se ha transformado por las exigencias del mercado: ha pasado de contar con Tévez, Andrea Pirlo o Arturo Vidal a disponer de Mandzukic, Coman o Sturaro de inicio.

En esa ausencia de grandes nombres ha sido Paul Pogba quién ha recogido el testigo de los galones. El francés ha heredado el dorsal del 'Apache' y se vistió por primera vez con el mítico '10' que han llevado leyendas como su compatriota Michel Platini o los italianos Roberto Baggio o Alessandro Del Piero.

La humedad y la alta temperatura que hay en China a estas alturas del calendario dificultaron el espectáculo de un partido en el que tanto los jugadores de la Juventus como los de la Lazio, faltos de ritmo, evidenciaron estar en un momento de la pretemporada en el que la fatiga de las piernas por la carga física aún es palpable. Bajo un repertorio de movimientos lentos y acciones poco explosivas como contexto del juego, fue el conjunto lazial el que se encargó de llevar la iniciativa en un primer periodo insulso.

El hombre de las Supercopas

Puso de su parte por generar más juego que su rival y encerró en su campo a una Juve que lo intentó, sin éxito, por medio del balón parado. Sin Morata, con problemas musculares, fue el croata Mario Mandzukic, que cambió Madrid por Turín a razón de 19 millones de euros, la referencia ofensiva -con Fernando Llorente, Simone Zaza y el argentino Dybala en el banquillo- de la escuadra piamontesa.

El croata, que disputaba por cuarto verano consecutivo una Supercopa nacional, resultó talismán en la conquista del primer título de la temporada para la Juventus con su gol en el segundo periodo. Se elevó ante la pegajosa marca de los centrales para rematar un centro lateral del suizo Lichtsteiner que estrenó el marcador.

No tuvo tiempo de reacción la escuadra romana para levantarse del varapalo cuando nuevamente Mandzukic se escapó por la banda, se inventó una mala asistencia que dio continuidad Pogba para que Dybala, que ingresó en el segundo tiempo, asestara el definitivo golpe con el segundo tanto.

En cuestión de pocos minutos, la Lazio acusó el desgaste producido por la iniciativa y sucumbió al trabajo defensivo de una Juventus que supo esperar su oportunidad y lució el nuevo fondo de armario como advertencia para el arranque del nuevo curso liguero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine