14 de febrero de 2018
14.02.2018
Biólogo especialista en plantas carnívoras 

Sebastià Capó Bauçà: «Las plantas carnívoras no comen carne»

Esta variedad del reino vegetal se alimenta principalmente de insectos y pequeños arácnidos

14.02.2018 | 01:15
Sebastià Capó Bauçà: «Las plantas carnívoras no comen carne»

¿Las plantas carnívoras pueden comerse a una persona o devorar un chuletón como hemos visto en las películas?
¡No! [risas], solo insectos. Aunque sí que es verdad que se han documentado casos en que se han comido ratas atrapadas. Por eso los primeros exploradores ingleses creyeron que también podían comer carne humana. Pero si lo hacen es por descuido del animal y aprovechan más sus excrementos, como los de los murciélagos, que otra cosa.

O sea que tenemos una imagen preconcebida de la planta carnívora, esa con hojas como pinzas y esperando a que la pisemos para devorarnos...
Eso es. Es la visión que nos ha quedado de las películas o los dibujos animados. A la que usted se refiere es la Dionaea muscipula, que es la más espectacular, ya que probablemente tiene el movimiento más rápido del reino animal cuando cierra sus hojas. Atrapa moscas u otros insectos en menos de un segundo, pero solo si tocan dos veces su interior. Es decir que no se activa solo con un toque, para así no confundirse con una gota de agua.

¿Cómo nació su interés por las plantas carnívoras?
Fue durante el tercerode Biología, cuando el profesor de Fisiología Vegetal me sugirió el tema... me pareció muy interesante.

¿En qué consistió el estudio?
Fue un experimento a través de las denominadas Nepenthes, un tipo de carnívora que por así decir tiene forma de jarra, con colores vistosos y que segregan una especie de néctar con el que el insecto patina hacia dentro y no puede volver a salir. El líquido interior los ahoga y sirve también para digerir el alimento cazado. Se trataba de determinar hasta qué punto necesitan todavía a los insectos para nutrirse y crecer, o si mantienen las raíces lo suficientemente activas como para «comer» a través de ellas mediante fertilizantes. O sea, si era más poderosa la bioquímica que los insectos en cuanto a la mejora de sus parámetros de crecimiento.

¿En qué zonas del planeta son más comunes?
Sobre todo en Indonesia, Filipinas o zonas de América del Norte.

¿Cuántos tipos de plantas carnívoras existen?
No sabría decirle una cifra exacta, pero son muchas las familias, géneros y especies de carnívoras. Yo las clasificaría entre las que tienen trampas activas, con un mecanismo para la 'caza', y las que las tienen pasivas, que es cuando la mosca o el insecto en cuestión es atrapado por gravedad.

¿Cuánto puede costar comprar una carnívora de invernadero?
Eso depende del tamaño... y crecen muy despacio. Cuanto más pequeñas más baratas. La típica que todo el mundo conoce podría valer desde cinco a 60 euros. Después está el tema de que son difíciles de mantener; necesitan mucha luz exterior y no pueden ser regadas con agua del grifo, eso las acaba matando.

Por cierto, ¿cuál fue la conclusión del estudio?
Que no han perdido su capacidad de absorber fertilizante a través de las raíces.

Eso era el máster, pero... ¿en qué estudio está embarcado ahora?
En un estudio algo más complejo que afecta a las plantas en general. Verá, se sabe que durante el proceso de fotosíntesis existe una proteína que funciona mal o que podría funcionar mejor, para hacer que las plantas pudieran crecer más rápido.

¿Cómo?
Digamos que si una planta fuera un coche, la Biología hasta ahora ha conseguido mejorar la aerodinámica y las ruedas de ese coche para que vaya mejor y algo más rápido, pero lo costoso y lo que aún falta por desarrollar es el propio motor... hacerlo más potente.

¿O sea, se trata de buscar el error para poder tener más producción agrícola en un menor espacio de tiempo?
Así es. Durante el proceso de fotosíntesis una planta coge dióxido de carbono de la atmósfera para conseguir la energía de crecimiento. Pero a veces se equivoca y coge oxígeno, con lo que gasta energía de forma innecesaria porque no lo necesita. Esta enzima, llamada rubisco, se creó cuando en la atmósfera había más dióxido de carbono que oxígeno y no había lugar al error.

¿Se trata de crear una enzima nueva?
Sí, cuando hallemos el problema tendrán que modificarse genéticamente. Tendremos que hacerlo si queremos una segunda revolución verde que permita mantener a la creciente población mundial.

¿Conseguirá hallar la solución?
Al menos vamos a tratar de arrojar algo de luz. Es un tema interesante pero muy complicado que se está estudiando e intentando solucionar desde hace unas tres décadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine