15 de septiembre de 2017
15.09.2017

25 años poniendo cara al teatro

La Muestra de Autores cumple un cuarto de siglo con una edición especial en la que reivindica su papel como difusora de los dramaturgos españoles

25.09.2017 | 00:14
El dramaturgo Ignacio García May y la actriz Verónica Salvador, protagonista de la obra Sofía, que se podrá ver en el Teatro Principal de Alicante.

El encuentro, que se celebra del 3 al 11 de noviembre, homenajea a Ignacio García May.

«Las instituciones deben ser conscientes de que en estos 25 años se ha trabajado mucho y hoy, que tanto hablamos de marca España, la dramaturgia española viva lo es».

«Las administraciones debemos ser conscientes de que el autor contemporáneo es básico para el teatro español y deberíamos reflexionar sobre si estamos haciendo lo suficiente. Después de 25 años habría que replantearse un apoyo decidido y no solo a través del dinero».

Lo primero lo dijo ayer Guillermo Heras, director de la Muestra de Teatro Español de Autores Contemporáneos. Lo segundo, Fernando Cerón, subdirector de teatro del INAEM. Fue durante la presentación de este ciclo que alcanza este año ya un cuarto de siglo de existencia y que se celebrará en Alicante del 3 al 11 de noviembre.

Un número nada desdeñable el 25, sobre todo porque, como recordó Cerón, «son pocos los festivales que han subsistido tanto tiempo en nuestro país y más de teatro contemporáneo; eso demuestra la fortaleza del autor contemporáneo y de esta muestra».

Por eso, será una edición especial la que se celebrará este año, con el dramaturgo Ignacio García May como autor homenajeado, un total de 23 propuestas escénicas y numerosas actividades paralelas que llevarán el teatro por toda la ciudad. Como la lectura dramatizada del Laboratorio Memoria de las Cigarreras de Alicante, que se realizará en el InstitutoJuan Gil-Albert, una exposición sobre la historia de los 25 años de la Muestra en las Cigarreras, el encuentro Palabra de Traductor@s, en la Sala Nuria Espert del Teatro Principal, Palabra de Autor@s, en el Insituto Gil-Albert, y el taller de dramaturgia, que impartirá la alicantina Lola Blasco.

Ministerio de Cultura, Diputación, Ayuntamiento de Alicante, Instituto Valencià de Cultura, Fundación SGAE y Universidad de Alicante mantienen su apoyo incondicional a este ciclo, con una trayectoria «en la que ha habido más luces que sombras», destacó Heras. Gracias, en su opinión, «a las instituciones que durante estos años han realizado un gran trabajo de entendimiento, a los medios y a los ciudadanos de Alicante porque no es fácil vender, entre comillas, a autores españoles vivos». En este sentido, resaltó el buen momento que atraviesa la dramaturgia de autores vivos «en lengua castellana». «Cuando empezamos hace 25 años el autor no tenía la valoración que tiene hoy, tampoco son iguales los modos de producción ni la visibilidad de los propios autores»

El director de la Muestra afirmó de la presente edición que «estamos muy orgullosos». Y destacó «la fuerza» que ha adquirido la dramaturgia femenina en España. De hecho se presentan obras de 17 autoras, «algo imposible antes, no porque no existieran sino porque no se representaban». También ha habido una tendencia a la escritura «a varias manos» y a que los autores dirijan sus obras. Caso este el del homenajeado, García May, que también dirige su obra, Sofía, que se verá en el Principal 6 de noviembre.

Guillermo Heras destacó la presencia alicantina y valenciana. Sobre todo con el estreno de la producción del IVC de Caries, obra de Juan Luis Mira, dirigida por Pascual Carbonell, en el Teatre Arniches, y la actuación de La Dependent con la obra De Sukei a Naima, de la alicantina Gemma Miralles, en el Paraninfo. Pero también habrá obras de autores emblemáticos como Juan Mayorga o Esteve Soler. «Una muestra que no equilibre las voces consolidadas con las nuevas propuestas cojearía».

En la presentación también estuvieron el concejal de Cultura, Daniel Simón; el director adjunto de Artes Escénicas del IVC, Roberto García; el presidente del Consejo Territorial de la SGAE, José Llopis; el director de Cultura de la UA, Faust Ripoll, y el diputado de Cultura, César Augusto Asencio, quien recordó las aportaciones de cada institución: 163.430 euros por parte del Ministerio de Cultura; 30.000 la Diputación; 8.000 el Ayuntamiento, y 15.000 la SGAE (20.000 el pasado año). Además, el IVC asume dos funciones y el Paraninfo otras dos.

Como deseos futuros, Heras piensa en crear la Casa del Traductor, «como unas residencias para que trabajen aquí con textos de autores españoles»; realizar alguna coproducción; un congreso de traductores, que supondría «abrir mercados»; traer a alguna compañía de otro país que monta a un autor español... «Y no hablo de dinero sino de más recursos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine