07 de marzo de 2017
07.03.2017

El secreto artístico mejor guardado de la Marina Baixa, al descubierto

Los alteanos Diego Martínez y Vicen Lloret exponen por vez primera parte de su colección de arte iniciada con artistas jóvenes en los años 70

13.03.2017 | 02:35
El secreto artístico mejor guardado de la Marina Baixa, al descubierto

La muestra se inaugura el próximo jueves en la UMH.

En el año 1974 compraron su primer cuadro a Batiste San Rok, un óleo de un almendro seco, una rareza del artista de Altea que dominaba los almendros en flor; y el último ha sido una obra del vallisoletano Carlos Cartaxo, hace unas semanas, en el espacio Salmaia. Entre ambas pinturas hay más de un centenar de piezas de la colección particular de arte que la pareja formada por Diego Martínez y Vicen Lloret, de 63 y 59 años, ha ido creando desde su Altea natal sin grandes pretensiones a lo largo de varias décadas.

Son muchos los artistas alicantinos y valencianos, nacionales y extranjeros, que conocieron a este matrimonio cuando empezaban su carrera en el arte y siguen manteniendo su amistad hoy. De ahí el título de la exposición (Alta fidelidad) que inaugurará el próximo jueves a las 12.30 horas la Universidad Miguel Hernández de Elche con 39 obras de su colección, la primera vez que se deciden a compartirla con el público.

«Nosotros somos coleccionistas modestos, gente trabajadora y apasionada por el arte, que hemos apoyado a artistas cuando eran jóvenes, de aquí y de cualquier sitio», apunta Diego Martínez, que durante dos décadas organizó exposiciones como director del hotel Prince Park de Benidorm, en cuyas cenas de empresas se regalaban siempre pequeños dibujos o pinturas.

«Tanto a mi mujer como a mí nos gusta mucho el arte y siempre hemos ido a ferias, a galerías, a ver exposiciones... Hemos ido seleccionando obras de artistas cuando tenían 20 años que ahora a lo mejor tienen 45», apunta el coleccionista, y añade que «seguramente hoy no podríamos comprar a muchos». En su momento, la mayoría no tenía aún un nombre hecho y por ello el coleccionista recuerda satisfecho la dedicatoria de uno de esos jóvenes creadores: «A Diego, que creyó en mí cuando nadie me miraba».

Artistas como Juan Olivares, Nico Munuera o Secundino Hernández figuran entre una colección que, según señalan desde la Universidad Miguel Hernández, ha estado movida por un motor poco ortodoxo que son «los afectos que han ido estableciendo con diferentes artistas, sus obras y sus imaginarios plásticos», ya que gran parte de estas compras reflejan la relación personal y cercana con muchos autores de las piezas, que van desde la pintura o el dibujo a la escultura.

En las 39 obras que se expondrán se ven las firmas de Oliver Jonhson, Luis Úrculo, Santiago Ydáñez, Pedro Croft, Nelo Vinuesa, Antonio Fernández Alvira, Inma Femenía, Dis Berlin, Kribi Heral o Juan Carlos Nadal.

«Actualmente son amigos muchos de ellos, tenemos una relación que ha ido creciendo y también parte de la colección son regalos que nos han hecho porque nos aprecian», apunta Diego Martínez, que insiste en que «nunca hemos buscado protagonismo», pero tras recibir la propuesta de la exposición por la UMH, consideraron que «en cierta manera hay que dejar ver las cosas y que la gente sepa que hay otra forma de coleccionar, más personal, porque hay colecciones que parecen clonadas».

La de Martínez-Lloret es una prueba de que hay arte para todos los bolsillos, ya que a ellos nunca les ha movido el interés económico. «Hay quien esto lo ve una banalidad, para otros es una inversión de futuro, pero para nosotros es un gasto en lo que nos gusta. Es una cosa nuestra que compartimos con los amigos, con los que a veces nos vamos de viaje a ver exposiciones», apunta Diego Martínez, que aunque algunos años han pensado no comprar más obra «al final siempre cae algo».

Como coleccionistas, destaca que se mueven por el disfrute de ver las obras que le gustan: «Hay que cultivar la vista y disfrutar. Nos gusta que las obras tengan peso y muchas de las nuestras lo siguen teniendo porque no pasan de moda», agrega este habitual de galerías y de ferias como ARCO, Summa o Just Mad, al tiempo que defiende que cuando se compra un cuadro «ayudas al artista, al galerista, al distribuidor, a la feria...»

Desde el vicerrectorado de Cultura de la UMH, Javier Moreno indica que la muestra «la teníamos pensada desde el pasado año porque son unos de los coleccionistas más importantes de la provincia por su labor de apoyo a artistas jóvenes y por el modo de hacer su colección» y coincide con el 20 aniversario de la UMH y el 400 aniversario de la Carta Pobla d'Altea.

Comisariada por su hija Isabel Martínez, responsable de Espai Salmaia en Altea, la exposición se inaugura en la sala Universitas del edificio de Rectorado y se podrá ver hasta el 31 de mayo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Cultura

El corto bate récords en Sant Joan
El corto bate récords en Sant Joan

El corto bate récords en Sant Joan

El festival de cine que se celebra del 6 al 13 de mayo recibe 870 trabajos, 150 más que el año...

Rincón para el cine en la calle Poeta Quintana de Alicante

? El Festival de Cine de Alicante, por otra parte, presentó ayer actividades que...

Los juristas y los medios defienden el uso periodístico de fotos de las redes sociales

Los juristas y los medios defienden el uso periodístico de fotos de las redes sociales

Profesionales de la comunicación y las leyes reclaman en un debate que prevalezca el derecho a la...

Edmundo Angulo confía en que el Tribunal Constitucional ampare a La Opinión de Zamora

?Edmundo Angulo, el abogado que ha presentado el recurso de casación de Prensa...

Google anuncia mejoras en sus búsquedas para combatir las noticias falsas

Google utilizará las observaciones de usuarios y evaluadores sobre los resultados de su...

Voces malditas

Voces malditas

El alicantino Ángel A. Svoboda publica Damned writers donde rinde homenaje a autores de culto como...

Enlaces recomendados: Premios Cine