14 de noviembre de 2016

Manzanares corta la primera oreja de la temporada en México

El torero alicantino ligó varias tandas por ambas manos en el quinto toro que rezumaron exquisitez absoluta

13.11.2016 | 23:08
Manzanares, en su elegante actuación en México.

El pasado sábado se abría la temporada en la Plaza México del DF azteca. A las 00:00 (hora española), rompían el paseíllo Eulalio López «Zotoluco», José Mari Manzanares y Alejandro Talavante para dar cuenta de un encierro de Bernaldo Quirós que se encargó de echar al traste casi al completo las buenas intenciones de la terna. Ganado sin mezclas con la moderna sangre brava española, o lo que viene a ser lo mismo, sangre brava mexicana en estado puro. Y aunque a la fiesta en el país centroamericano le hacen falta los triunfos de toros y toreros como agua de mayo, lo cierto es que el sexteto de astados lució mansedumbre a raudales. Tardos en embestir la mayoría, rajados mediada la lidia todos, hilvanar faena constituyó casi un milagro. Menos de medio aforo cubierto que, junto al juego y presentación del ganado, deben invitar a la reflexión.

Y sin embargo, el torero alicantino se entretuvo en ligar varias tandas por ambas manos ante el cárdeno que salió en quinto lugar que rezumaron una exquisitez absoluta. Los años de madurez no han restado una pizca de técnica y eficacia lidiadora a José Mari y sí le han dado, en cambio, un poso y un paladar que ahondan mucho más en la brillantez de la obra que su natural elegancia. Salvadas las primeras tandas para tomar las distancias correctas y enseñar el camino de la ligazón al abanto astado, Manzanares tejió series al natural de orfebrería más que bella. Sin alcanzar las mismas cotas con la diestra, también surgieron por ese lado pasajes bellísimos y algún pase de pecho largo y rematado. La revelación primaveral de la zocata en Madrid sentada y asentada en el otoño de Tenochtitlán. Lástima que la estocada le cayera demasiado baja y el premio quedara en una solitaria oreja, la primera de esta nueva temporada mexicana con nuevos empresarios que quiere reverdecer laureles pretéritos.

Casi nada pudo extraer el hijo del maestro Manzanares ante su primero, remiso a la embestida hasta la saciedad. Como todos sus hermanos, se acabó rajando a la tercera tanda. A este sí lo mató de un estupendo espadazo.

El extremeño Alejandro Talavante apenas pudo dejar algunos naturales meritorios ante sus dos oponentes, que se acobardaron muy pronto y le obligaron a intentar extraer agua del pozo de las cercanías a las tablas, donde todo se vuelve mucho más difícil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Cultura

Cinco clásicos literarios que no te puedes perder
Cinco clásicos literarios que no te puedes perder

Cinco clásicos literarios que no te puedes perder

'Anna Karenina', 'Historia de dos ciudades', 'Cumbres borrascosas'... disfruta estas vacaciones...

Un viaje a la Luna en la playa

Un viaje a la Luna en la playa

Una exposición de La Caixa en la playa de San Juan explica el nacimiento del cine en 1900 y la...

El teatro musical, a estudio

El teatro musical, a estudio

El Máster en Arte Dramático de la UA impartirá un curso gratuito de especialización interpretativa...

Un plan cultural para los Baños de la Reina

Un plan cultural para los Baños de la Reina

La Diputación firmará un convenio con Calp para consolidar los restos arqueológicos con la...

Proyección gratuita en el ADDA del biopic de Miles Davis

Proyección gratuita en el ADDA del biopic de Miles Davis

El cine entra hoy en el Auditorio de la Diputación con la proyección de la película Miles Ahead...

Jacaranda, un baile por el mundo

Jacaranda, un baile por el mundo

El grupo alicantino se mueve cada semana al ritmo de danzas provenientes de todos los rincones del...

Enlaces recomendados: Premios Cine