12 de noviembre de 2016

Cohen, el poeta desgarrador

El cantautor canadiense y Príncipe de Asturias de las Letras 2011, que falleció ayer a los 82 años, deja canciones como Suzanne o So long Marianne

12.11.2016 | 04:34
Leonard Cohen, en el Festival Internacional de Benicasim en 2008.

Su voz grave podía ser cálida o abismal, seductora o desgarradora. Con la muerte de Leonard Cohen a los 82 años la música pierde a uno de sus cantautores más respetados y queridos, que entrelazó la canción y la poesía con una maestría como la de pocos artistas en el siglo XX. «Mi padre murió tranquilamente en su casa de Los Ángeles con la certeza de que había completado lo que sentía», indicó en comunicado su hijo Adam Cohen, al referirse a su último álbum You want It darker, que fue editado hace apenas un mes. «Es uno de sus mejores discos», señaló Adam Cohen, productor del último trabajo de su padre. No se conocen muchos detalles del fallecimiento del artista, pero su perfil oficial de Facebook apuntó que se celebrará en Los Ángeles un acto de homenaje en una fecha todavía por determinar.

Nacido el 21 de septiembre de 1934 en Montreal, en una familia judía, Cohen empezó de joven a interesarse por la poesía y, en especial, por la obra del español Federico García Lorca, una figura que le acompañaría e influiría a lo largo de toda su trayectoria. Tras publicar sus primeros poemarios y novelas, y pasar una larga temporada en la isla griega de Hidra, junto a su emblemática musa, la noruega Marianne Ihlen, Cohen debutó en la música con el disco Songs of Leonard Cohen (1967), considerado una obra maestra y que incluía canciones como So Long, Marianne o Suzanne.

Cohen supo colarse en el efervescente ambiente folk de Nueva York, en el que despuntaban artistas como Bob Dylan, y deslumbró con su voz profunda y su elaborado estilo literario, que combinaba las reflexiones existenciales con temas románticos. Con una carrera que se extendió durante medio siglo, Cohen se erigió en un modelo de referencia para los cantautores, gracias a discos muy destacados como Songs of love and hate (1971), I'm your man (1988) o Various Positions (1985), incluida Hallelujah.

Tras un retiro espiritual en los años 90 para dedicarse a la filosofía zen, que le ayudó a superar sus problemas de depresión, Cohen volvió en los últimos años de su vida a la actividad musical después de conocer que su representante Kelley Lynch le había estafado y dejado al borde de la ruina. Este desastre financiero fue, paradójicamente, un golpe de suerte para sus seguidores, que le vieron regresar con fuerza a los escenarios y que recibieron con los brazos abiertos los discos Old ideas (2012), Popular problems (2014) y You want It darker (2016), publicado en octubre de este año. Este álbum fue considerado una especie de sereno epílogo del músico debido a su tono nostálgico y de despedida con canciones como You want It darker, en la que destacaba un verso premonitorio: «Estoy preparado, mi Señor».

Muy querido por su amabilidad, elegancia, inteligencia y generosidad, la muerte de Cohen sucede pocos meses después de la de su musa Marianne Ihlen, a la que dedicó una sentida carta cuando supo que padecía leucemia. «Bueno Marianne, ha llegado ese momento en el que somos realmente viejos y nuestros cuerpos se están desintegrando y pienso que te seguiré muy pronto», escribió en julio. «Que sepas que estoy tan cerca de ti que si estirases tu mano, creo que alcanzarías la mía», añadió Cohen, que tuvo dos hijos con la fotógrafa Suzanne Elrod: Adam y Lorca.

Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2011, en cuyo discurso de agradecimiento ensalzó las enseñanzas de flamenco que le dio un joven guitarrista español, fue señalado como posible Nobel de Literatura en varias ocasiones.

En una de sus últimas apariciones públicas en un acto celebrado en Los Ángeles en octubre, Cohen dio muestra de su ironía para rebatir con suavidad algunas informaciones sobre su estado de salud y sobre su asunción de que podría fallecer pronto. «Dije que estaba preparado para morir y creo que estaba exagerando (...). Tengo la intención de vivir para siempre», afirmó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Cultura

Una alianza por el libro infantil
Una alianza por el libro infantil

Una alianza por el libro infantil

El autor alicantino Roberto Aliaga y los ilustradores Gallego Bros de San Isidro funden su...

Una reflexión sobre la pintura a través de la imagen

Una reflexión sobre la pintura a través de la imagen

La artista alicantina Elena Aguilera expone en la Llotgeta de València El azul no es un color, una...

Música, diversión y conciencia ecológica en el Festival de Tabarca

Música, diversión y conciencia ecológica en el Festival de Tabarca

Transtropicalia, que se celebra el día 30, incluye talleres y rutas para la protección...

Vikander presenta un filme sobre amor y terrorismo

Vikander presenta un filme sobre amor y terrorismo

Inmersión de Wim Wenders abre el Festival de Cine de San Sebastián

La Comunidad es la autonomía con más música clásica en vivo

Crece la asistencia a los espectáculos de teatro y música popular y a los conciertos de clásica

«Siempre estamos intentando resolver la realidad familar»

«Siempre estamos intentando resolver la realidad familar»

Maestra de Lengua, dirige desde hace 2 años la sección educativa del IES Figueras Pacheco. Y saca...

Enlaces recomendados: Premios Cine