10 de noviembre de 2016

James Rhodes: «No me parezco nada a una estrella de rock»

Es autor de Instrumental, un libro que comienza con una frase: «La música clásica me la pone dura»

11.11.2016 | 00:51
James Rhodes: «No me parezco nada a una estrella de rock»

A ello le sigue una biografía en el filo de la navaja, que incluye episodios de violación (que sufrió) y suicidios (que intentó). Rhodes hoy es, sobre todo, unos ojos desorbitados hambrientos de música.

¿Ha cambiado su vida con el libro?
Ha cambiado mucho, lo cual no era algo esperado, porque es un libro sobre música clásica, abuso a niños, enfermedades mentales, suicidio... No es cómodo. Pero mucha gente está respondiendo con afabilidad, especialmente en España, más que en ningún otro lugar. Este es mi país favorito ahora, la gente es más simpática, amable, más relajada que en Inglaterra.

¿No le resulta extraño que quienes le abordan conozcan gran parte de su vida?
Sí es un poco extraño. Muchos han leído el libro y saben mucho de mí. Pero tomé la decisión de escribir de todo porque es importante hablar de estas cosas, incluso si a veces me siento avergonzado o expuesto. Eso no era una razón para no hablar de ello. Si más gente hablara de estas cosas, todo iría mejor.

¿Le importa si la gente viene a sus conciertos por su libro o por su música?
No me importa, porque es un todo. La música dice cosas que yo no puedo decir y yo también hablo. Al final es gente escuchando música ¡Qué cosa más hermosa! También porque si vienen quizás luego escuchan esa música en Spotify; eso es algo fantástico.

¿Cómo es ser una estrella?
No creo que sea una estrella (ríe). No me parezco nada a una estrella del rock: no fumo, no bebo, no follo... Todo lo que quiero hacer es tocar el piano y conseguir que venga el máximo número de personas a escuchar la música que amo.

Sin embargo, aparece a tocar desaliñado y con sudadera y se le califica como una estrella del rock en la música clásica...
Eso es extraño: no hay un razón por la que tengas que llevar cierto tipo de ropa para tocar. Imagina a Muse, que toca en grandes estadios. No les llamarían para decirles: quiero que toquéis en Wembley pero con chaqueta y corbata. Se reirían. Yo llevo la ropa con la que estoy cómodo. Es muy incómodo tocar con una chaqueta. ¿Por qué eso importa? Lo único que importa es la música.

¿Se imagina recorriendo macrofestivales, grandes estadios con su piano?
Me encantaría, he hecho algunos festivales en Inglaterra. A veces el tema del sonido es complicado pero tocaría en cualquier parte que haya un piano y gente que escuche. ¿Por qué la música debe estar encasillada en auditorios como este?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Cultura

Josep Vicent dirigirá a la orquesta en el concierto del 19 de agosto.
Noche multidisciplinar en el ADDA

Noche multidisciplinar en el ADDA

El auditorio celebra el día 19 el fin de la temporada de verano con el Proms Sinfónico, una fiesta...

Lecturas para dar rienda suelta a la imaginación

Lecturas para dar rienda suelta a la imaginación

Una serie de títulos a gusto de todo tipo de públicos para disfrutar este verano

Así suena ´Transformation´, lo nuevo de Van Morrison

Así suena ´Transformation´, lo nuevo de Van Morrison

El norirlandés presenta un adelanto de su disco, 'Roll With The Punche', que saldrá en septiembre

The Empty Bottles y Piezas Sueltas ofrecen mañana un concierto de rock y blues

The Empty Bottles y Piezas Sueltas ofrecen mañana un concierto de rock y blues

El blues de The Empty Bottles y el rock de Piezas Sueltas llegan mañana a la plaza José Carreras...

Cine con dos personas y un móvil

Cine con dos personas y un móvil

La actriz pinosera Ángela Boj y el director Ricardo Dávila ruedan y escriben su segundo largometraje

Mujeres inolvidables

Mujeres inolvidables

La alicantina Isa Escandell y Nanu Cabe exponen en Madrid ilustraciones de guerreras, brujas y...

Enlaces recomendados: Premios Cine