Dolores Redondo: «No creo que haya llegado a mi madurez literaria»

18.10.2016 | 03:09
La escritora Dolores Redondo, con el Premio Planeta.

La escritora Dolores Redondo, ganadora del 65 Premio Planeta con Todo esto te daré, aseguró ayer que no cree haber alcanzado todavía su madurez literaria y confesó que la novela premiada es un homenaje a sus lecturas iniciáticas, Agatha Christie y la saga de El Padrino de Mario Puzo.

En una entrevista, Redondo señaló que «cuando era más joven, hace diez años, me presenté con un libro muy distinto, anterior a la trilogía de Baztán. Tengo además una decena de novelas escritas que no se publicarán nunca y una que se publicó, pero es algo normal en el proceso de aprendizaje». Y añadió: «no creo que todavía haya llegado a mi madurez literaria, pero las cosas llegan cuando tienen que llegar, y ganar el Planeta, al fin y al cabo, era un sueño perseguido desde la adolescencia».

Redondo tardó seis años en escribir esta última novela y, de hecho, se solapó con la trilogía del Baztán, que se adelantó por el consejo de su marido Eduardo. «Acertó, porque me ayudó a llegar a los lectores y a ganarme el cariño de muchos».

«Esta otra novela tiene otro tono y otro escenario, la Ribeira Sacra gallega, que tiene las connotaciones literarias adecuadas para la historia narrada», advirtió la autora donostiarra, para quien sus «escenarios nunca son de postal, la belleza puede aparecer -dijo- en lugares donde destacan la rudeza, el esfuerzo y el trabajo de los seres humanos que allí viven, su particular climatología».

Otra diferencia con Baztán es que «no ambiciona ser una saga ni una trilogía, cuenta una historia muy concreta y cerrada».

En cambio, observó, tiene otros aspectos en común como que «tu fuerza, el honor y la carga procedan del mismo hecho, la pertenencia a una familia concreta», algo que ya se encuentra en la inspectora Amaia Salazar, aunque esto es un clásico de una de sus novelas preferidas, la saga de los Corleone en El Padrino, de Mario Puzo.

Es asimismo un homenaje a las lecturas que le iniciaron en la novela negra y de misterio, que Redondo evocó pensando en «esos crímenes que hay en el interior de las mansiones victorianas de la campiña inglesa de las obras de Agatha Christie».

Todo eso te daré es asimismo «una novela sobre la codicia, y sobre los que se alían en torno a ella, pero también sobre la búsqueda de la verdad y contra la impunidad, sobre el amor y, por encima de todo, sobre la amistad entre hombres».

El protagonista es un escritor, Manuel, que tiene una primera noticia sobre su familia política cuando llega a Lugo para identificar el cadáver de Álvaro, su esposo, aparentemente fallecido en un accidente cuya investigación se ha cerrado con mucha rapidez.

Manuel se encuentra con «una familia de nobles gallegos con pazos, propiedades, una gran empresa familiar y una herencia, un mundo que se le viene encima, y ante el cual su primer impulso es huir, pero permanece allí por la sospecha de un asesinato».

El escritor conoce a Nogueira, un guardia civil que se jubila al día siguiente y que le informa de la influencia de la familia política en la zona para arreglar las cosas y la sospecha de que el presunto accidente trata de enmascarar un asesinato.

«Son nobles ociosos, viciosos, mecidos en sus vergonzosos privilegios, ese tipo de familia que por desgracia todavía existe en este país y que salen impunes de cualquier problema que les rodea», comentó Redondo.

También se queda en Galicia por Lucas, un joven sacerdote amigo de la infancia de su marido fallecido, que «se mueve entre la defensa a ultranza del Álvaro que conoció y los secretos que van emergiendo».

En medio de las circunstancias que vive en Galicia, el protagonista, precisó la autora, «navega entre un mar de dudas constante que le hacen moverse entre la lealtad al marido y las dudas que le llevan a plantearse hasta qué punto vivió de espaldas a su pareja, quizás escondido tras el mundo idílico de escritor».

Al contrario que en la saga de Baztán, Todo esto te daré es una novela con personajes masculinos muy fuertes -los femeninos son secundarios- y se centra en «el enfrentamiento de tres hombres que proceden de lugares distintos, con visiones diferentes de la riqueza, la homosexualidad o la fe; y cuando se conocen se dan cuenta de que han vivido cargados de prejuicios».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine