Escritora 

Clara Sánchez: «La geografía de Dénia es mítica para mí»

Vuelven Sandra y Julián, el cazanazis y su hija de Lo que esconde tu nombre

09.09.2016 | 01:27
Clara Sánchez: «La geografía de Dénia es mítica para mí»

Fue una novela de éxito que se saldó con amenazas de grupos neonazis a la autora, que vivió en Valencia y en Dénia, donde se refugiaron muchos cachorros de Hitler que salen en Cuando llega la luz.

¿Qué esconde Cuando llega la luz?
Los personajes Sandra y Julián, y yo a través de ellos, luchan por encontrar el lado más luminoso de la vida. Tenemos necesidad de saber lo que hay detrás de las intenciones de los que nos gobiernan.

Después de lo que le pasó, con «Lo que esconde su nombre» ¿ajusta cuentas ahora?
Sandra y Julián son personajes que se han hecho muy fuertes en mi mente. Durante estos seis años ha pasado algo que es la consecuencia de la novela anterior.

¿Qué?
Cuando llega la luz no es una segunda parte, sino una consecuencia. Los jóvenes neonazis que ya asomaban alrededor de los viejos nazis, se han hecho más fuertes, se han organizado y están proliferando en Europa.

¿Por qué hay simpatizantes del nazismo?
El nazismo es una ideología que se alimentó de las frustraciones de la gente que necesitaba sentirse superior. También del odio al diferente. Es una amalgama de sentimientos bajos.

Persisten los problemas para aplicar la memoria histórica.
¿Por qué no vamos a mover el pasado? No hablamos del Antiguo Egipto, sino de hace 70 años. Hay gente que teme hurgar en sus raíces. El desconocimiento siempre lleva a la intolerancia. Es mejor saber porque puedes elegir, reflexionar y fomentar el conocimiento.

Ha dicho «soy Sandra y Julián, mi padre».
Con muchas comillas, porque parece que estaba enamorada de mi padre. Aunque Julián tiene mucho de mi padre.

Muchos de los personajes de Cuando llega la luz son reales.
Reales con los nombres cambiados. Personajes que han vivido o pasado por Dénia. Viví en Les Rotes, entre el restaurante Finita –cuya barbacoa tenía una cruz gamada– y los apartamentos de Gerhard Bremer, que está enterrado allí. Para mi el nazismo estaba muy alejado de la realidad, y encontrarme con ese tipo por la calle, saber que había otros por allí y que estuvieran integrados...

El franquismo los acogió, pero siguieron impunes con la democracia.
La pregunta es por qué. Cuando salió Lo que esconde tu nombre el asunto era desconocido. A otros no les parecían peligrosos. Ese es el problema, porque muchos de estos han sido referentes de grupos neonazis. Por ejemplo, a Otto Skorzeny iban a verle y todos los años celebraba el 20 de abril vestido de uniforme.

Hay esperanza en la historia.
Claro, pero hay que estar alerta. Una de mis mayores preocupaciones es que no somos lo que parecemos y dedicamos poco tiempo a descubrirlo.

Entre la guardería y la residencia transcurre la vida.
Me ha liberado mucho escribir Cuando llega la luz porque es un estimulo para salir de situaciones más siniestras. Siempre hay un lado más luminoso.

¿Cómo la luz de Dénia?
La geografía de los lugares de Dénia se ha convertido en mítica para mí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine